23 de mayo de 2017

Andrés Parra


ANUNCIO

Después de protagonizar Pablo Escobar, el patrón del mal, rol que lo lanzó a la fama internacionalmente, Andrés Parra no quiso encasillarse en papeles de mafiosos o capos al frente del negocio de la droga. Aun así, su rol en la producción de Caracol Televisión, distribuida por Caracol Internacional, le abrió las puertas de producciones cinematográficas, series con elencos latinoamericanos y otros personajes históricos que le han seguido valiendo el reconocimiento de las audiencias globales.

Durante las últimas semanas se lanzó la película cinematográfica Órbita 9, coproducción española y colombiana, donde además de Parra, trabajan actores como Kristina Lilley, Álex González y Clara Lago.

Sin embargo, la interpretación que lo ha mantenido presente en la memoria de los espectadores en Latinoamérica ha sido la del Presidente venezolano Hugo Chávez en El Comandante, una realización de Sony Pictures Television, emitida por Canal RCN en Colombia y TNT en América latina, entre otras plataformas.

ANDRES-PARRAEl estreno de dicha producción no estuvo libre de polémica en Venezuela. Además de haberse prohibido su emisión, el actual gobernante Nicolás Maduro, calificó a El Comandante de atentar contra el legado de Chávez. Aun así, Parra confía en que la difusión de la serie llegará al país más temprano que tarde.

Actualmente, el actor finaliza las grabaciones para una nueva temporada de Sitiados, producción de FOX Networks Group Latin America, que lo verá representar una vez más a su personaje Juan de Salas, en esta oportunidad con una historia desarrollada en Colombia.

En esta entrevista con TV Latina, Parra describe su preparación para el rol de Chávez, otro papel icónico en su carrera y comenta sobre cuáles serían los personajes históricos que le gustaría personificar en una producción, además de las novedades en el segundo ciclo de Sitiados y el auge de las series biográficas.

TV LATINA: ¿Cómo fue la preparación, física y mental, para interpretar a Hugo Chávez?, ¿realizó el mismo proceso de estudio como hizo con Pablo Escobar?
PARRA: Hugo Chávez es un personaje un poco más exigente que Pablo Escobar porque no tiene nada que se parezca a mí. Ni el acento, ni el país, ni el color de piel.

Para El Comandante hicimos exactamente el mismo proceso que con Pablo Escobar, el patrón del mal. Sin embargo, el proceso de Escobar duró unos dos meses y el de Chávez un año más o menos. Es decir, utilicé la misma metodología, pero afortunadamente con mucho más tiempo.

TV LATINA: ¿Cómo fue el proceso de maquillaje?, ¿debió utilizar una especie de prótesis en la cara, verdad?
PARRA: Sí, yo diría que fueron casi seis meses de pruebas en México con el equipo de maquillaje colombiano-mexicano. Sacaron moldes, probaron lentes de contacto, las vestimentas, colores y pelucas.

Además, el maquillaje fue progresivo. Hay un momento en que Chávez engorda y eso ya no se pudo hacer simplemente con luces y sombras, hubo que usar un prostético. Comenzamos el proceso de maquillaje con una hora de duración y con el prostético creo que alcanzó a las cuatro horas.

TV LATINA: ¿Trabajó mucho en el acento?
PARRA: Sí, pero también leí mucho, no solamente sobre Chávez, sino además sobre política e historia de Venezuela. Tuvimos la oportunidad de tener charlas con periodistas e historiadores venezolanos sobre la historia del país, el funcionamiento de los estados petroleros y el culto a Simón Bolívar, temas que son tan lejanos a Colombia. A pesar de que [ambos países] están tan cerca, funcionamos de manera distinta y la historia política de ambos países es muy diferente.

Escuché unas 400 horas de Aló Presidente (programa de radio y luego de televisión, moderado por Chávez) que fue de donde surgió el acento. Para poder resonar la voz de Chávez, que fue lo que más me costó, trabajé con una maestra de voz. Un trabajo muy emocionante fue encontrar los refranes y dichos venezolanos, porque la dialéctica de Chávez era muy rica. La historia de verdad es muy interesante.

TV LATINA: Una vez que terminó de estudiar a Chávez, ¿hubo algo que no conocía de él y que le llamara la atención?
PARRA: No sabía nada de Chávez, entré totalmente ignorante, ingenuo y abierto en el tema. Creo que uno debe entrar totalmente abierto y sin juzgar para poder hacer el trabajo, uno tiene que permitirse todo lo que el personaje le vaya generando mientras uno lo va descubriendo. Uno tiene que permitirse el odio, la admiración y el repudio. Creo que pasé por todo.

Sí hay cosas que fueron tremendamente reveladoras para mí porque, por ejemplo, no esperaba encontrarme con un personaje con un nivel cultural tan amplio como el de Chávez. Me quedé con la idea que nos vendieron los medios internacionales y no esperé encontrarme a un personaje así.

Como ejemplo, te comento sobre el golpe de estado del año 1992, un [evento] que fue planeado por 20 años y eso no lo hace cualquier persona. Eso me sorprendió. Lo he dicho varias veces, finalmente el gran reto para un actor es tratar de interpretar a un actor que es mejor que uno, eso no es fácil y a mí [Chávez] me supera en mil cosas. No sé tocar un instrumento musical, no sé cantar y no tengo la memoria que él tenía. Chávez tenía una mente prodigiosa, una capacidad de improvisación y un carisma que yo no tengo. Eso también me sorprendió, porque él era un personaje político totalmente atípico, era un personaje tremendamente entretenido.

TV LATINA: Previo al estreno de El Comandante en América latina por TNT, incluso Nicolás Maduro, Presidente de Venezuela, habló de la serie. Dijeron que atentaba contra el legado de Chávez, que la transmisión era ilegal en el país. ¿Cómo le afecta a usted como artista y como actor?, ¿le frustra?, ¿cuáles son sus sentimientos?
PARRA: Desde que comencé la investigación supe [que esto iba a pasar]. Creo que lo extraño hubiese sido que permitieran la emisión de la serie. Era totalmente predecible, todos sabíamos que iba a ser así. Un año y medio antes de empezar a rodar la serie ya sabíamos que no iba a [ser emitida] en Venezuela, no porque el país lo hubiese decidido, Venezuela ni siquiera sabía de la realización de la serie, sino porque era obvio que el [gobierno] no iba a permitirlo. Me parece que [el revuelo] hace parte de lo interesante que es la serie.

TV LATINA: Esto provocó una reacción contraproducente en los venezolanos, quienes ahora tienen un mayor deseo de ver El Comandante.
PARRA: Tú no puedes prohibir algo sin que eso genere un mayor deseo de consumir. Eso no es sólo en Venezuela, sino en todas partes. La serie, tarde o temprano, va a llegar. El régimen se va a ir, pero la serie quedó para siempre. Eso es lo bonito del arte o de cualquier cosa que uno hace, eso se queda ahí para siempre.

TV LATINA: Después de Pablo Escobar y Hugo Chávez, ¿qué otro personaje histórico le interesa interpretar? Leí que estaría interesado en Donald Trump y Francisco Franco.
PARRA: Me da risa. Sin querer queriendo, el público me está empezando a ver como el actor que podría realizar todos estos papeles. Siento que a la gente ya no le interesa verme en un personaje normal. No hay propuestas concretas. En otra entrevista dije que me encantaría interpretar a Trump algún día en la vida. Franco es un personaje que me llama tremendamente la atención también. Digamos que los dos personajes que no me he sentado a revisar son Augusto Pinochet y Juan Domingo Perón.

Hubo un momento en el que sólo me querían ver de narco, los narcos de un sitio o del otro y hubo ofertas muy, muy importantes de verdad.

TV LATINA: ¿Cómo la de Narcos en Netflix, verdad?
PARRA: Me ofrecieron Narcos de Netflix y me han ofrecido incluso hasta abrir conciertos de reguetoneros, entrar y dispararle a la gente. La gente está loca, no sé qué tiene eso de llamativo. A todos les dije que no.

TV LATINA: Durante nuestra primera entrevista, previa al lanzamiento de Pablo Escobar, el patrón del mal, le comenté que su rol iba a marcar un antes y un después, por el significado del personaje.
PARRA: Sí, de no haberlo hecho no hubiera personificado a Chávez. Entonces ahora, han visto que no me he encasillado sólo en personajes de narcos, sino que puedo hacer cualquier cosa. Creo que vamos bien.

TV LATINA: Entiendo que la segunda temporada de Sitiados trasladó su historia a Colombia. ¿Qué me puede comentar sobre su personaje en este nuevo ciclo?
PARRA: De Salas reaparece en este segundo ciclo. En la primera temporada le dieron un flechazo en el cuello y dijimos, ‘lo mataron’, pero resulta que no estaba muerto. Nos encontramos con un de Salas mucho más humano al cual el tiempo cambió.

Se muestra una historia mucho más ambiciosa que en la primera temporada. Esta vez Fox, de la mano de Willy van Broock, nuestro guionista y showrunner, tiraron la casa por la ventana. En esta temporada hay piratas, un barco que naufraga, vamos a ver al Rey de España y se utilizan escenarios espectaculares de Cartagena de Indias. Es una serie, creo yo, mucho más épica que la primera, más intensa y asimismo, mucho más difícil de rodar. Nos vamos a encontrar con muchos actores colombianos, mexicanos, argentinos y españoles. Benjamín Vicuña también regresa en esta segunda temporada

No creo mucho en las segundas partes, les tengo mucho miedo, pero siento que Sitiados tiene unos ingredientes sabrosos y está muy bien escrita.

TV LATINA: Cuando Caracol lanzó Pablo Escobar, el patrón del mal en 2012, mezcló los ingredientes de una narco novela y de una serie biográfica. Actualmente, las series biográficas están en auge. ¿Cree que todavía existe espacio para seguir contando este tipo de historias?, ¿cuál es el atractivo, desde su punto de vista, que siguen teniendo y generando para las audiencias?
PARRA: No soy un conocedor profundo de la industria de la televisión, pero me atrevería a pensar que sí, que Pablo Escobar fue la primera biopic, contando la historia de un personaje bien complicado. Creo que fue una apuesta muy arriesgada que ya lleva cinco años desde que se lanzó Pablo Escobar.

Por un lado las biopics ya tienen [una audiencia asegurada] que son los fanáticos, ¿verdad?, y por el otro lado a la gente siempre le llama la atención el morbo de cómo tal o cuál actor va a personificar a un determinado personaje.

¿Y cuántas historias interesantes faltan por contar?, ¡muchas! Pero la historia tiene que tener una tragedia, ese es un elemento importante. Por eso cuando a mí me preguntan por qué no hago una serie sobre Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez o Fernando Botero, respondo, ‘porque no, porque no sé en qué escándalo habrán estado metidos’. En Colombia se han realizado varias biopics y algunas sí han funcionado.



Acerca de Elizabeth Bowen-Tombari

Elizabeth Bowen-Tombari es la editora de TV Latina. Ella puede ser contactada a ebowen@tvlatina.tv

LEA TAMBIÉN

Telefe_ADDA-1

ADDA, Amar después de amar concluye con positivo balance en Argentina

Protagonizada por Mariano Martínez, Isabel Macedo, Eleonora Wexler y Federico Amador, Telefe emitió el capítulo final de ADDA, Amar después de amar, el cual promedió 14,3 puntos de rating y una cuota de pantalla de 46,5 por ciento, liderando su franja en hogares, informó la televisora argentina.