22 de noviembre de 2019
Home / Lo más destacado / Explorando los formatos de experimentos sociales

Explorando los formatos de experimentos sociales


ANUNCIO

Hasta cierto punto, un formato reality busca encontrar lo universal dentro de lo particular, pero pocos lo hacen con tanta intrepidez como los experimentos sociales. Tienen la misión de eliminar los lujos y acondicionamiento de la cultura para llegar a la esencia de la condición humana.

Para Michael Iskas, presidente de The Story Lab Global, los mejores experimentos sociales incorporan “lo real al reality”, al abordar grandes temáticas, desde la pobreza y populismo hasta refugiados y relaciones, de una forma responsable, pero entretenida. Estos shows, cuyos orígenes se pueden trazar a Big Brother y Survivor a inicios de los 2000, dan una mirada al comportamiento y sicología humana al probar a las personas en condiciones controladas, pero extremas.

Luego existen los experimentos sociales que apuestan al valor del escándalo y voyerismo para ofrecer una forma de entretenimiento menos edificante, pero no menos adictiva. “Esos shows siguen atrayendo sintonía”, concuerda Iskas, “pero no creo que reflejan la actual tendencia del mercado, la cual apunta hacia formatos impactantes, provocativos y que abordan temáticas y desafíos reales, y no buscan escandalizar por el simple hecho de hacerlo”. En pocas palabras, el mundo no necesita a más celebridades desnudas en yates. “Aparte de ciertas consideraciones de gustos, no creo que podamos seguir ese camino sin alejar a las audiencias masivas”, señala Iskas.

Hayley Babcock, directora de producción de formatos y adquisiciones de A+E Networks, dice que las normas sociales sobre las cuales se establecieron los experimentos sociales deberán alinearse con la cultura, los estándares y prácticas aceptables de los potenciales territorios de exportación. “Si un formato tiene como fin sorprender al público con el concepto de un matrimonio por conveniencia, por ejemplo, es necesario saber si dichos matrimonios son comunes en un país en particular”, afirma la ejecutiva. “Si es así, no es probable que ese formato tenga el mismo valor de entretenimiento o impacto de un experimento social”.

Sumi Connock, directora creativa de formatos de BBC Studios, coincide con un punto similar: “Muchas temáticas son universales, pero ciertos territorios dan más importancia a ciertos temas. Por esta razón, los formatos de experimentos sociales que están basados en temáticas, no viajan de la misma forma o velocidad que formatos de género más amplios. Y cuando sí logran viajar, es vital tener una biblia detallada de producción y una consultoría especialista”.

Encontrar al talento local apropiado también puede ser difícil al adaptar experimentos sociales en múltiples mercados, agrega Revital Basel, directora general de networks de Keshet International (KI), especialmente si la estrella es la historia. La ejecutiva cita como ejemplo a Anna’s 12 Steps to Love, formato de citas con celebridades de Koda Communications, que sigue los pasos de la bailarina profesional, Anna Aronov, en una odisea de 21 días para encontrar a la pareja perfecta. El formato depende del casting de una celebridad soltera con la que el público se pueda identificar y que esté dispuesta a enfrentar una situación emotiva y reveladora, mientras es filmada en su punto más expuesto y vulnerable.

“Se puede ver a esta mujer enamorándose en la pantalla de televisión”, dice Basel. “Se puede palpar su viaje emocional y es muy interesante visualizar. Pero el reto es encontrar a ‘Annas’ locales en cada territorio que adquiera el formato”.

HORA DE LA VERDAD
La crudeza y autenticidad de experimentos sociales como Anna’s 12 Stepstambién contrastan favorablemente con muchas de las ofertas de reality en la actualidad, los cuales se han vuelto cada vez más estructurados. Hay más evidencia de que los televidentes están hastiados de narrativas artificiales y emociones falsas. El público desea ver gente real viviendo situaciones verdaderas que se identifican con sus propias experiencias.

Si se logra que la audiencia se pregunte, “¿Cómo me comportaría en esa situación?”, es probable que tengas un éxito en tus manos, comenta Iskas de The Story Lab.

Singletown de KI, emitida por ITV2 del Reino Unido, presenta a cinco parejas que ponen un alto en sus relaciones para vivir un verano como solteros en Londres. “Ahonda en la pregunta de ver si realmente hay mejores opciones”, acota Basel. “La gente en cualquier parte se puede identificar con la pregunta de si están mejor en una relación que no funciona o empezar de nuevo”.

En meses recientes, ha habido varios suicidios de concursantes de realities, incluyendo dos ex estrellas de Love Island de ITV2. A inicios de este año, un reporte en el periódico inglés The Sun, indicó que desde 1986, unas 38 personas alrededor del mundo murieron por presunto suicidio relacionado a realities de televisión. Esto ha generado una conversación sobre la presión sicológica de la fama instantánea, la seguridad, dignidad y estabilidad emocional de los concursantes, y si los productores y las televisoras están haciendo lo suficiente para proteger a los vulnerables.

DEBER DE CUIDAR
David Williams, director general de contenido sin guion de Keshet UK, dice que con un show como Singletown, el proceso de cuidar comienza desde el momento en que el concursante potencial entra a las oficinas de producción y se extiende más allá de la emisión del último capítulo. “Desde cuidar toda la información hasta verificar la identidad, tomar referencias profesionales y evaluaciones médicas y sicológicas, el deber del cuidar es una parte importante del proceso de casting”, afirma el ejecutivo. “Y si en algún momento surge alguna duda, siempre seremos precavidos”.

Durante las grabaciones, los concursantes son observados cuidadosamente por profesionales y tienen acceso a apoyo durante las 24 horas. “Pero el mayor reto es asegurar que tengan el apoyo que necesiten una vez se termina la filmación y regresan a casa”, agrega Williams. “Keshet no sólo inicia cada producción con un nivel de apoyo acordado con la televisora, sino que también el programa de cuidado se refina constantemente durante el ciclo de vida del proyecto”.

En A+E Networks, Babcock reporta estrictos parámetros de seguridad para todos los formatos, sin importar el género. “Cada show tiene sus necesidades particulares”, dice, con formatos que demandan esfuerzo físico teniendo parámetros más estrictos. Además, los shows con desafíos emocionales requieren de mayor apoyo sicológico. No sólo se deben incluir los protocolos de seguridad desde el inicio, sino que también deberán ser guiados, ejecutados y monitoreados por todos los accionistas de producción, desde propietarios de propiedad intelectual y distribuidores, hasta productores locales y televisoras, comenta la ejecutiva.

EN EL MOMENTO
Con su show en Channel 4 sobre personas que viven con demencia, The Restaurant That Makes Mistakes, CPL Productions se esmeró por pedir permiso de los participantes y sus familiares diariamente. “También nos aseguramos de que hubiera ayuda adicional e independiente para los contribuidores y sus familias, debido a que el proceso de cuidar era muy importante”, destaca Nina Etspueler, directora del grupo creativo de Red Arrow Studios, compañía matriz de CPL.

Con la demencia siendo un tema que ha generado mucha atención actualmente a medida que aumenta la expectativa de vida alrededor del mundo, The Restaurant That Makes Mistakes es una experimento social que según Etspueler, “capta el clima cultural actual”. Los mejores experimentos sociales, agrega, “toman un tema que es relevante y ahonda para explorarlo profundamente de una forma innovadora, empática y entretenida, revelando mucho sobre el estado actual de nuestra sociedad y valores”.

Curiosamente, BBC Studios ha estado aprovechando algo similar con Our Dementia Choir, que explora el efecto positivo de la música en la vida de personas que viven con demencia y de aquellos que los cuidan. “Este gran experimento social ayudó a generar conciencia sobre los efectos de la terapia musical, pero también contribuyó a investigación científica que podría ayudar a otras personas en el futuro”, explica Connock. La ejecutiva agrega que el productor, Curve Media, se asoció con una entidad caritativa importante para asegurar que la ciencia que apoya a Our Dementia Choir fuera creíble y potencialmente útil para futuros programas de investigación.

A través de Old People’s Home for 4 Year Olds, Red Arrow ha abordado otro tema que surge de la población anciana: El aislamiento social. El programa aclamado por la crítica es también una producción de CPL Productions para Channel 4. Licenciado en más de 10 territorios, el formato presenta a niños que son llevados a una institución geriátrica en un experimento intergeneracional diseñado para ayudar a aliviar la soledad, ansiedad y depresión.

You Are Not a Loan, el primer proyecto de entretenimiento factual coproducido en alianza con Renowned Films, presenta a 30 personas provenientes de un mismo código postal unirse para eliminar sus deudas. Sin duda que satisface el área de entretenimiento y propósito social al abordar el problema real que el Reino Unido tiene con personas adictas a la deuda. Pero también tiene todos los elementos de una buena historia, llena de drama, tensión, altibajos y (se espera), un final feliz, mientras una comunidad trabaja unidad para eliminar una deuda colectiva de 500 mil libras esterlinas en sólo 12 meses.

Coincidiendo con Iskas de The Story Lab, Etspueler cree que hay una transición de shows antagonistas y conflictivos hacia “ideas más empáticas y apacibles” que apuntan a cambiar corazones, mentes y actitudes de una forma positiva. The Restaurant That Makes Mistakes, Our Dementia Choir y Old People’s Home for 4 Year Olds encajan en esta categoría, así como uno de los más exitosos experimentos sociales de los últimos años, Married at First Sight (MAFS). Creado por Snowman Productions de Red Arrow en 2013 para DR de Dinamarca, el formato explora la ciencia del romance al reunir a desconocidos y presentarlos en el altar. Los recién casados luego viven juntos durante varias semanas, antes de decidir si se divorcian o siguen juntos.

FIEBRE MATRIMONIAL
MAFS ha sido adaptado en unos 30 territorios, incluyendo Estados Unidos, donde el éxito de la novena temporada llevó a que Lifetime encargara dos ciclos adicionales. En Australia, la sexta temporada en Nine Network ganó la franja estelar con cada episodio. Pero el éxito no fue fácil, dice Etspueler, con muchos compradores al principio alarmados por su premisa controversial y título llamativo. “Pero una vez las televisoras entendieron que la esencia del show es auténtico y honesto, y trata sobre ayudar a las personas a encontrar el amor, cualquier sentimiento de riesgo se convierte en un deseo de hacer algo realmente osado y fresco”, resalta la ejecutiva. “Es una idea bellamente formateada”.

MAFS también ejemplifica quizás la cualidad más importante que se requiere para que un formato sea adaptable: Un desafío universal con el que la gente se identifique. Mientras que MAFS apunta a la necesidad humana básica de encontrar pareja, la ambiciosa 2025 de KI aborda el juego de la vida misma. El formato, que debutó por Keshet 12 a inicios de febrero y ha sido encargado para un segundo ciclo, presenta a 12 concursantes en una mini ciudad futurista, operada por robots humanoides. En el momento que entran en la comunidad, los participantes inician un juego de estrategia, donde su estatus, opciones y destino son determinados por los activos sociales que acumulen. “La situación no es específica para un territorio y es inmediatamente familiar para cualquier persona que vive en un entorno urbano”, explica Basel. El show cuenta con psiquiatras para asegurar que los ciudadanos permanezcan sanos y salvos.

La escala del set de 2025 lo hace propicio para un centro del producción. “Hemos construido una unidad hecha a la medida sobre un terreno de 64 mil pies cuadrados, donde se ubica la ciudad, las salas de producción y un set para el show en vivo”, comenta Basel. Keshet visualiza a la ciudad como una inversión de largo plazo. “Cuando no estemos utilizando el centro de producción, tendremos espacio para al menos dos o tres países adicionales que puedan participar”, agrega la ejecutiva.

ESTRATEGIA DE PRODUCCIÓN
Babcock de A+E también es fanática de centros de producción para formatos con sets o que dependan de la locación. La ejecutiva hace referencia a Alone, que ha concluido su sexto ciclo en HISTORY, donde los concursantes son dejados a la intemperie con sólo un equipo básico de supervivencia y sus cámaras. Su misión es soportar las dificultades físicas y soledad durante el mayor tiempo posible, además de vencer el temor primitivo de ser atacado por un oso. Mientras que en esta ejemplo, la naturaleza es el set, Babcock dice que un centro de producción es valioso para ayudar a mantener los costos asequibles, con los productores capaces de compartir la inversión en la búsqueda de la locación, establecimiento, equipo técnico y hasta apoyo extra presupuestal.

Para Babcock, dos de los más exitosos formatos de experimentos sociales, Seven Year Switch y Bride & Prejudice, demuestran por qué las audiencias les atrae el género. “Primero, cada uno parte de una base de buenas intenciones”, dice la ejecutiva. “El objetivo final de una estructura creada es ver si algo feliz, bueno o positivo puede ocurrir. Segundo, las experiencias de los participantes en cada show son genuinas. Los momentos emotivos pueden generarse en un ambiente construido por una producción de televisión, pero la aventura personal de los individuos es creíble y pueden pasar en ‘el mundo real’ sin tener que forzar la imaginación demasiado”.

***Image***Las cifras de ventas respaldan el análisis de Babcock. Seven Year Switch de A+E ha sido adquirido por Channel 4 en el Reino Unido, Seven Network de Australia, Fox Life de Italia, Antena 3 de España y RTL4 en Holanda, entre otras. Bride & Prejudice, que presenta a parejas no convencionales cuyas familias tradicionales están previniendo sus uniones, ha generado versiones locales en Australia y el Reino Unido.

POTENCIA CÉLEBRE
Sobre si los experimentos sociales son vehículos apropiados para las celebridades, Babcock opina que la fama y vida real no son buenos acompañantes. “Un verdadero experimento social explora un nuevo mundo y evalúa cómo la gente común reacciona en ese nuevo mundo experimental”, explica la ejecutiva. En el momento que se involucra gente famosa, el show se convierte en algo diferente, aun si las estrellas están demostrando emociones genuinas y viviendo experiencias reales”.

Connock de BBC Studios es menos radical, señalando que las celebridades pueden ayudar a atraer a los televidentes a un experimento social, especialmente si dicha estrella está apasionada por el proyecto. Este fue el caso de Our Dementia Choir, que fue presentado por la reconocida actriz inglesa Vicky McClure, quien cuidó a su abuela luego de haber sido diagnosticada con la enfermedad. “La participación de una celebridad puede ayudar a despertar conciencia sobre un tema importante”, destaca Connock.

La ejecutiva refleja la óptica general cuando dice que en definitiva ha habido un cambio de tono de los realities voyeristas de años recientes a formatos que son más socialmente conscientes. “Como resultado, ha habido un aumento en la demanda por entretenimiento factual que tenga un propósito, que es donde la mayoría de nuestros experimentos sociales encajan”, señala. Un ejemplo es The Week the Women Went, que estrenó por BBC Three en 2005. El formato, que presenta a todas las mujeres de una comunidad abandonar el lugar para ver cómo funcionan los hombres sin ellas, generó un alza en ventas recientemente. “Quizás debido al clima actual y el movimiento #MeToo que ha motivado al empoderamiento femenino”, dice Connock.

Connock agrega que la relevancia también es un factor importante en la venta de experimentos sociales. La ejecutiva resalta Filthy Rich and Homeless, en la que cinco voluntarios adinerados intercambian sus vidas de privilegio para vivir en las calles. SBS encargó una versión local del formato de BBC para ayudar a exponer los mitos y explora las realidades de vivir con dificultades. Después de la primera temporada, que se emitió en 2017, se reportó que las organizaciones para indigentes en Australia tuvieron un aumento en voluntarios y donaciones, indicando que los experimentos sociales, pueden “provocar la reflexión y promover el cambio”, destaca Connock.

Con relación hacia dónde nos llevarán los experimentos sociales, Connock menciona shows que exploran las diferencias de generaciones como Old People’s Home for 4 Year Olds y otro tema importante del momento: La sostenibilidad. “Dado lo consciente que es la Generación Z sobre el ambiente, además del incremento del veganismo y estilos de vida basada en plantas, no me sorprendería que esto tome la forma de un experimento social a corto plazo”.

¿Alguien dijo Filthy Rich Go Green?





Acerca de TV Latina

La revista líder en calidad editorial en el sector del negocio de la televisión latinoamericana.

LEA TAMBIÉN

Song of My Life

Es una producción de Yellow Film & TV para la televisora YLE en Finlandia. El show de entretenimiento está integrado por 10 capítulos de una hora de duración cada uno.