25 de febrero de 2024

Historia de un amor turco


ANUNCIO

Pese a todo pronóstico, los dramas turcos llegaron hace 10 años a América Latina para quedarse, conquistando a las audiencias locales y posicionándose en diversas plataformas.

Por décadas, las telenovelas provenientes principalmente de México, Colombia, Venezuela y Brasil fueron las dueñas y señoras de cada bloque horario de los canales de televisión abierta en América Latina. Sin embargo, ***Image***el fenómeno de sus historias, de la mano de sus elencos, también fueron reconocidas en diversos continentes alrededor del mundo.

Pese a que las telenovelas latinoamericanas siguen siendo tremendamente exitosas en cada rincón del mundo, debieron aprender a compartir los diversos bloques horarios, así como la fidelidad de las audiencias con producciones provenientes de Turquía, las que aterrizaron en la región hace 10 años, sin previo aviso.

En aquel momento, muchos predijeron que los dramas turcos serían una tendencia pasajera, por los cuales la atención desaparecería. Luego de una década, la presencia de dichas predicciones en América Latina no sólo se ha incrementado, sino que también consolidado y sin dar señales de una retirada.

DE ALTO IMPACTO
Fue en 2014 cuando Global Agency cerró un acuerdo con Mega en Chile para la emisión de Las mil y una noches. En ese momento, el drama turco protagonizado por Bergüzar Korel y Halit Ergenç, abría las puertas a una innumerable cantidad de títulos provenientes del país del Oriente Medio que modificarían las grillas en la región, además de los gustos de los espectadores.

Fue precisamente Iván Sánchez, director de ventas para América Latina de Global Agency, quien lideró los esfuerzos de la compañía para abrir Latinoamérica a los dramas turcos de la mano de Las mil y una noches. Al momento, explica el ejecutivo, “hemos doblado casi 30 títulos para el territorio a lo largo de estos 10 años. Hemos tenido producciones muy importantes como Las mil y una nochesEl sultán y Madre, que también causó un gran impacto. Pero también hemos tenido otros como A Part of MeBroken PiecesEvermore y Daydreamer, que han abarcado otros géneros y también han llegado a mucho público”.

A PASO FIRME
El ejecutivo explica que, a lo largo de esta década, el mercado “en general se caracterizó por tener mucha estabilidad, donde hemos podido ir diversificando las plataformas en las cuales estábamos y los horarios en los que llegábamos a la gente.

Entonces hemos visto cómo hemos ampliado el número de público al que alcanzamos, ya sea a través de la televisión abierta, para luego expandirnos a los canales de televisión paga y las plataformas SVOD”.

Según cuenta Beatriz Cea Okan, VP y directora de ventas y adquisiciones de Inter Medya, estuvieron trabajando cinco años para entrar a América Latina. “Al principio, las distribuidoras querían probar contenido. [En nuestro caso], siempre nos mantuvimos firmes en que fuera el canal quien nos solicitara los títulos y [no tener un distribuidor de por medio]. Chile fue el primer país en América Latina donde llevamos nuestras producciones y actualmente, estamos presentes en todos los países de la región. Nos compraron una novela y después dos, abrieron una franja y luego otras. A la fecha, hay canales que tienen cuatro o cinco franjas al día de contenido turco”.

A juicio de la ejecutiva, lo más importante en un drama turco son las historias y los actores. “Hasta el día de hoy lo que más me pide el cliente es el drama clásico, que cada vez se produce menos en Turquía”, explica Cea Okan. “Por ello hemos creado este nuevo modelo de coproducir y crear las narrativas que son dramas clásicos. Es lo que funciona en Latinoamérica”.

La ejecutiva menciona algunos de los títulos más destacados de Inter Medya, entre ellos, Amor eternoTierra amarga y Señora Fazilet y sus hijas.

CONQUISTANDO Y CONSOLIDANDO
Hace un año, Inter Medya anunció la extensión de un acuerdo de coproducción con Telemundo, abarcando el drama diario Hicran, que marcó la primera coproducción de este pacto plurianual. Además, a este se suma otro acuerdo de coproducción con Caracol Televisión para la serie de drama Leylifer, producida por Alim Yapim. Más recientemente, Inter Medya concretó un pacto de coproducción con Mega Global Entertainment de Chile y Mas Ros Media para desarrollar una oferta de programas.

De acuerdo con Sibel Levendoğlu, gerente de ventas para América Latina y Norteamérica de Kanal D International, el éxito de los dramas turcos ha conllevado también a una mayor competencia en su país de origen, incluyendo un aumento en los estándares de producción.

Uno de los principales logros de la compañía, además de la amplia distribución de sus títulos, ha sido el lanzamiento de la señal Kanal D Drama, que ofrece todas las producciones de la compañía en Latinoamérica, Europa y el mercado hispano de Estados Unidos.

“El canal muestra la popularidad del contenido, es uno de nuestros mayores triunfos”, señala la ejecutiva. “Además, seguimos licenciando el mismo contenido en televisión abierta en todo el continente y desde hace tres o cuatro años, estamos trabajando con diversas plataformas que también son muy importantes para nosotros”.

Algunas de las producciones con mejor desempeño de Kanal D International son FatmagülAmor prohibido y Wounded Love, menciona Levendoğlu.

Müge Akar, directora de ventas de atv, recuerda que su primer acercamiento a América Latina fue a través de la venta del drama Sila a Mega en Chile. “Fue algo extraordinario para todos en Turquía, porque crecimos viendo telenovelas latinoamericanas”, explica. “Fue emocionante vender un título en dicho territorio. La venta de dramas turcos en Chile fue como haber encendido una gran hoguera que luego se propagó como un efecto dominó a través de todo el continente”.

En ese viaje conquistando la región, la ejecutiva relata que la mayor dificultad que tuvieron fue que en Turquía trabajaban sobre un sistema muy diferente en cuanto a producción. “No es muy sistemático y no se planifica, siempre se hace sobre la marcha”, dice Akar. “Debido a esto, tienes que esperar a que se produzca un cierto número de episodios para poder venderlo, por ejemplo, a América Latina, donde se requiere tener contenido doblado. Así es que tienes que esperar a tener los episodios primero, luego doblarlos y después comercializarlos. Es un proceso un poco más largo en comparación con otras regiones, pero al final del día, funcionó”.

Títulos como SilaHercaiOrphan Flowers y Lifeline, se cuentan entre algunos de los éxitos de atv, según la ejecutiva.

MARCANDO LA DIFERENCIA
Duda Rodrigues, gerente de ventas para América Latina de Calinos Entertainment, cuenta que iniciaron su llegada en el territorio, a través de la venta de The Girl Named Feriha, título que fue adquirido por Mega en Chile y que fue emitido bajo el nombre El secreto de Feriha. De hecho, explica la ejecutiva, el éxito de este título ha sido tal, que hace un par de años vendieron nuevamente la producción en el país, esta vez a Chilevisión.

“Después de El secreto de Feriha tuvimos varios títulos importantes”, señala Rodrigues. “Por ejemplo Woman, que es un formato coreano con 12 capítulos y para la cual hicimos la adaptación turca con tres temporadas. Otro título es Our Story, la versión local de la serie americana Shameless y para la cual tenemos dos temporadas. Después tenemos Forbidden Fruit, la cual se extendió a seis temporadas con 499 episodios. Y ahora estamos ofreciendo el formato con guion de La chica que limpia o The Cleaning Lady, cuya versión turca es Farah”.

En palabras de Barbora Suster, directora de América Latina e Iberia de Eccho Rights, “desde mi punto de vista, el contenido turco se ha convertido en un imprescindible en la mayoría de las televisoras abiertas. A lo largo de los años, los compradores, canales y las audiencias aprendieron cómo funciona este contenido, cuáles son los títulos que mejor se desempeñan y que el drama turco no es siempre igual. Hay distintos géneros dentro del mismo. Unos funcionan más y otros menos. Además, las franjas que ofrecen dramas turcos en la mayoría de los canales de televisión abierta están establecidas”.

La ejecutiva explica que sus clientes principales siguen siendo los canales de televisión abierta, debido, principalmente, a que el contenido turco se puede programar diariamente. A ellos, se han sumado los compradores de canales pagos, “quienes han descubierto que estas novelas largas, que era impensado que pudieran funcionar, se han sumado a las ofertas de plataformas digitales”.

Dentro de los destacados de Eccho Rights en Latinoamérica, Suster menciona Ezel, Elif y Golden Boy.

Özlem Özsümbül, directora de ventas de Madd Entertainment, explica que, a través de esta década, “para el contenido turco, la mitad de los ingresos proviene de América Latina y eso es realmente importante. Toda la región ha [experimentado] un impacto positivo a partir de la llegada de estos títulos. Desde los principales actores globales hasta los países más pequeños, la mayoría de las estaciones de televisión transmiten contenido turco. Esa variedad [ha sido útil] para llegar a todos los perfiles de audiencias. Estamos muy felices con Latinoamérica”.

La ejecutiva comenta que tienen una excelente asociación con los canales abiertos. Sin embargo, también trabajan con jugadores globales, entre ellos, HBO Max, con quienes tienen un acuerdo de volumen. “Pero la televisión abierta siempre ha sido un socio principal porque en Turquía producimos principalmente para televisión abierta”, dice Özsümbül. “No estamos creando proyectos especiales para el mundo digital. Nuestros productos son para televisión abierta, están dirigidos a la familia y son adecuados tanto para el horario diurno como para el de máxima audiencia. Además, a este panorama estamos sumando sitios digitales, debido a que juntos tienen un gran potencial”.

Madd Entertainment se estableció hace cinco años a partir de sus empresas fundadoras y productoras, Ay Yapim y Medyapim. “A partir de esa fecha, cada año hemos tenido al menos un gran éxito al cual le llamamos unicornio”, subraya la ejecutiva. “My Little Girl fue uno de ellos. A él se suman Doctor MilagroA Woman ScornedLove is in the Air y Flames of Fate. Cada año estamos agregando al menos un gran éxito para las televisoras de todo el mundo”.

En medio del viaje que han debido realizar las producciones turcas para conquistar América Latina, María Espino, gerente de ventas para Latinoamérica e Iberia de MISTCO, recuerda que los primeros pasos de la compañía en la región fueron a través de dramas históricos, como, por ejemplo, Resurrection: Ertugrul, una historia del siglo XIII, donde el héroe Ertugrul, padre de Osman, fundador del imperio otomano, lucha por encontrar un hogar para su tribu y la mujer que ama.

FAVORITOS DE LAS AUDIENCIAS
“Desde ese tiempo a la fecha, han habido bastantes cambios para MISTCO, ya que ahora ofrecemos tanto dramas como comedias románticas”, explica la ejecutiva, donde al mismo tiempo resalta que pese a que sus negocios también se han expandido a la televisión paga, así como a diversas plataformas, su principal cliente es la televisión abierta.

Entre los títulos destacados a través de los años, Espino menciona Hold My Hand, “que fue el drama más vendido para nosotros en 2019, así como éxitos posteriores, entre ellos, Melek: A Mother’s Struggle y The Innocents”.

Ekin Koyuncu, directora de distribución global y asociaciones de OGM Universe se unió hace un año a la familia de OGM Pictures, desde donde lanzaron la empresa de distribución OGM Universe.

“Desde que los contenidos turcos llegaron a América Latina, han seguido creciendo, lo cual nos llena de orgullo”, dice la ejecutiva. “Ahora vemos que se producen más y más títulos cada año con una amplia diversidad. Además, estamos viendo dramas turcos no solo en televisión lineal, sino también en grandes plataformas en América Latina y el mercado hispano de Estados Unidos. Esto significa que la demanda de dramas turcos está creciendo y que se han sumado a diferentes medios, lo cual nos llena de felicidad”.

Al igual que otros ejecutivos, Koyuncu explica que en Turquía crecieron viendo telenovelas latinoamericanas provenientes de Brasil, Colombia y México, por lo que considera un gran logro competir con ellas en su territorio, considerando sus historias y calidad de producción.

“Reemplazar las telenovelas en sus horarios diurnos y de máxima audiencia, demuestra que a la gente realmente les gustó cómo desarrollamos las historias, cómo elaboramos la producción y su calidad, lo que fue bien aceptado por ellos”, comenta la ejecutiva. “Actualmente, estamos compitiendo con las producciones locales de Argentina, Colombia y Brasil. Pero con la generación de dramas latinoamericanos, la competencia se está incrementando y debemos mantenernos [competitivos], además de nuestra posición en el territorio”.

Koyuncu resalta títulos como Miracle of LoveStickmanBroken Destiny y Lost in Love.

Pese a todos los pronósticos, los dramas turcos también han llevado su éxito perdurable a territorios como Brasil, histórico en la realización de producciones originales y el mercado hispano de Estados Unidos.

“A pesar de que geográficamente hay una cercanía grande [con Brasil] como la que hay con América Latina, el proceso de penetración del contenido turco ha sido distinto”, comenta Sánchez de Global Agency. “En 2014 o 2015, llevamos Las mil y una noches a Brasil, de la mano de Bandeirantes. Desde entonces, el proceso ha sido más lento. Actualmente, estamos intentando trabajar con nuevos canales”.

El ejecutivo explica que han encontrado una alternativa con el SVOD, como por ejemplo Globoplay, donde Mother se convirtió en uno de los tres contenidos más vistos de la plataforma.

En el caso del mercado hispano de Estados Unidos, “hemos cerrado algunos negocios con Univision y Telemundo, sobre todo para las latas”, agrega Sánchez. “En 2011 o 2012, Telemundo estrenó la primera adaptación de un drama turco en Latinoamérica con Pasión prohibida. La mayoría de las adaptaciones que estamos realizando ahora son a través de Televisa, que las adaptan para México y al mismo tiempo las están emitiendo en Estados Unidos por Univision”.

Según comenta Cea Okan de Inter Medya, la compañía está en Brasil a través de Globoplay y en el territorio hispano con TelevisaUnivision y Telemundo, además de Pasiones de Hemisphere Media Group.

Al mismo tiempo, la compañía está trabajando en lo que han llamado ‘nueva generación’ de series turcas. “Son series más rápidas para streaming”, explica la ejecutiva. “De hecho, ya hemos empezado a vender en Brasil a Globoplay. Han sido un gran éxito porque [los compradores adquieren] contenido clásico y también esta ‘nueva generación’ que son más cortas y atrevidas”.

Cea Okan dice que las televisoras abiertas siguen adquiriendo novelas largas de 120 episodios, “pero estas nuevas miniseries pueden funcionar también muy bien los fines de semana o una vez a la semana”.

EXPANDIENDO HORIZONTES
No cabe duda de que el principal cliente de los distribuidores turcos en América Latina y el mercado hispano de Estados Unidos han sido las televisoras abiertas. Sin embargo, durante los últimos años, los negocios también se han expandido a los canales pagos y las plataformas y servicios online.

“En este momento, nuestros principales clientes son las televisoras abiertas, seguidas de la televisión paga”, subraya Koyuncu de OGM Universe. “Actualmente, vemos cada vez más dramas turcos en plataformas. Sin embargo, en términos de distribución, nuestro enfoque sigue siendo la televisión abierta. FAST es algo nuevo. Lo estamos explorando, entendiendo y aprendiendo en términos de presupuestos e ingresos. Por supuesto que no es comparable a la televisión abierta y paga o a las plataformas SVOD o híbridas. Pero en un futuro muy cercano será valioso en términos de monetización”.

Aun así y según Espino de MISTCO, los presupuestos en América Latina se han reducido a partir del año pasado. “Los compradores han sido muy selectivos en sus adquisiciones”, comenta la ejecutiva. “Creo que en 2024 va a haber una mejora, además de más franjas. Muchos canales están ampliando los bloques, que se habían cerrado a partir de la pandemia, para los contenidos turcos”.

Con miras a este año, Akar de atv, explica: “Queremos mantener nuestra posición en América Latina, [aprovechando] la presencia en todos los países de la región, donde tendremos dos nuevos títulos a partir de enero. Para otras regiones, queremos fortalecer nuestra posición en Europa y trabajar con países con los que no hemos trabajado antes, entre ellos Italia y Portugal”.

Rodrigues de Calinos Entertainment señala que estarán buscando nuevos contenidos que funcionen internacionalmente. “Estamos expectantes a que en 2024 vamos a tener formatos con guion súper exitosos en nuestro catálogo”, comenta la ejecutiva. “Esperamos a que sea un año muy positivo a nivel de producción local en Turquía para las ventas internacionales”.

“Nuestro enfoque principal serán nuestras producciones”, dice Koyuncu de OGM Universe. “Queremos trabajar con socios fuertes en América Latina y el mercado hispano de Estados Unidos para coproducir y llevar nuestros títulos a dichos territorios. La idea es que los formatos viajen a estos países, además de producir para canales abiertos, pagos y servicios de streaming. También queremos demostrar nuestras capacidades de producción en el territorio con contenido local”.





Acerca de Elizabeth Bowen-Tombari

Elizabeth Bowen-Tombari es la editora de TV Latina. Ella puede ser contactada a [email protected]

LEA TAMBIÉN

Onur Tuna y Burçin Terzioğlu de The Ivy

Las estrellas turcas han amasado legiones de fanáticos alrededor del mundo. Actualmente, están incorporando sus talentos a la nueva serie de drama The Ivy, la cual Inter Medya ofrece a nivel mundial.