20 de mayo de 2019
Home / Reportajes / Liderando el negocio

Liderando el negocio


ANUNCIO

Pese a que siempre han sido cunas de grandes escritores, talento frente y detrás de la pantalla, además de renombradas producciones, Latinoamérica y España se han convertido durante los últimos años en la meca de las ideas originales y la realización de coproducciones dramáticas. Con la inmensa sed de contenido existente por parte de las audiencias globales, la televisión abierta, paga y los servicios OTT están en una constante renovación de sus ofertas. Las necesidades de adquisición de cada uno, además de las posibilidades de globalización de dichos títulos, ha llevado a una creciente búsqueda de socios para coproducir por parte de las compañías.

HISTORIAS QUE TRASCIENDEN
Uno de los protagonistas en el mercado de coproducciones originales provenientes de América Latina ha sido The Walt Disney Company Latin America, donde Leonardo Aranguibel, se desempeña como director de producción para América Latina y el mercado hispano de Estados Unidos de Disney Media Distribution (DMD).

“Durante los últimos cuatro o cinco años y debido a la extraordinaria competencia que existe en el mercado, la importancia del producto original se ha incrementado”, dice Aranguibel. “Entonces, la evolución hacia los proyectos de producción original fue un paso natural para nosotros”.

La primera en la lista de coproducciones se tituló Hasta que te conocí, que retrata la vida de Juan Gabriel y que contó con la coproducción de la compañía del cantante mexicano, SOMOS Productions y BTF Media. Con el paso de los años, se han sumado a ella títulos como El César, el cual relata las experiencias del boxeador Julio César Chávez; Monzón, que presenta la historia del pugilista argentino; y El secreto de Selena, basado en el libro escrito por la periodista María Celeste Arrarás.

“En el pasado MIPCOM anunciamos el proyecto titulado Cazadores de milagros, que empezamos a desarrollar en conjunto con Grupo Mediapro, y en el cual también están incorporados SOMOS Productions y BTF Media”, destaca Aranguibel.

Actualmente, la compañía trabaja en una producción basada en el libro Secretos confesables, escrito por Alfredo Fraile, quien fuera manager de Julio Iglesias; El rey, que es una serie biográfica sobre el compositor y cantante mexicano José Alfredo Jiménez; y otro proyecto para Brasil, titulado Americana, que está siendo desarrollado con Naim Media Group.

A juicio de Ran Telem, director de desarrollo internacional de contenido de Mediapro, los elementos que debe tener una idea para que decidan desarrollarla para televisión, es una combinación de varios factores.

“A veces, un elemento es más poderoso que el resto, pero [lo ideal] sería tener una historia muy fuerte que se pueda entender”, relata el ejecutivo. “Por lo general, cuando leo una idea, lo hago como lector, no como profesional. Trato de interesarme y si me funciona como lector, tiene muchas posibilidades de que a los espectadores [también les guste]. Busco el motor de la historia y cuál es la razón principal para contarla. Miro al creador, a lo buen narrador que es y a lo apasionado que está con el proyecto. Luego observo a los personajes, a lo interesantes y diversos que pueden ser. Me fijo en cuántas facetas tienen [y si poseen] un atractivo que se pueda [traspasar] a una siguiente temporada, observando la evolución por la cual atraviesan”.

TRASPASANDO FRONTERAS
Al igual que América Latina, España se ha caracterizado por la creatividad en sus historias y los altos niveles de producción en sus desarrollos dramáticos. Después de décadas exportando sus títulos a diversos rincones del mundo, llegó el reconocimiento global de la mano de Netflix y La casa de papel, convirtiéndose en la serie de habla no inglesa más vista de la historia del servicio de streaming.

La primera y segunda parte de esta producción, que fueron emitidas en España en 2017 a través de Antena 3, contaron con la producción de Vancouver Media para Atresmedia. Sin embargo, no fue sino hasta enero de 2018 que Atresmedia decidió lanzar Atresmedia Studios, que es liderado por Ignacio Corrales, como su director general.

“Atresmedia decide crear Atresmedia Studios como consecuencia del éxito que durante muchos años tuvo la venta de sus series en todo el mundo”, comenta Corrales. “Estamos hablando producciones como El tiempo entre costuras, que se ha vendido en más de 200 países, [entre otras]. Durante más de 20 años, Atresmedia tuvo claro que la venta internacional era uno de sus objetivos. La casa de papel y Vis a vis son dos claros ejemplos de esta estrategia y [como consecuencia de ello], se decide crear Atresmedia Studios cuyo foco fundamental es el mercado de terceros, tanto nacional como internacional”.

Hace un año, en el marco de los L.A. Screenings, Viacom International Media Networks – Américas, lanzó Viacom International Studios (VIS), su división de desarrollo, producción y distribución del portafolio de contenido global, junto con una gama de programación en desarrollo. Liderando este negocio está Federico Cuervo como su VP sénior y director.

“El catálogo de contenidos ha crecido a partir de la incorporación de Telefe a Viacom y la asociación con Porta dos Fundos”, señala el ejecutivo. “A través de los canales de Viacom en la región ya trabajábamos todos los géneros. Sin embargo, a partir de la incorporación de Telefe como un centro de producción muy grande, más Porta dos Fundos como un generador de contenido súper creativo, hemos expandido nuestro portafolio y la cantidad de producciones que hacemos”.

ASOCIACIONES EXITOSAS
El ejecutivo explica que a partir de la creación de VIS, no sólo se limitan a producir para los canales de televisión paga del grupo, sino que también para terceros, tanto en coproducción como en originales. “Tenemos 14 estudios que poseen todas las facilidades para producir todo el contenido que se requiera”, relata Cuervo de VIS. “Sin embargo, no nos limitamos a producir solamente en los países en donde tenemos nuestros equipos, sino que también [podemos producir] donde el contenido lo requiera”.

En el área dramática, la compañía está coproduciendo junto a Paramount Network España Atrapa a un ladrón, adaptación de la película de Alfred Hitchcock To Catch a Thief, para la cual grabaron en España y Buenos Aires.

La trayectoria de coproducción del gigante brasileño Globo, es extensa. Dentro de ella, se destacan asociaciones para varias telenovelas con Telemundo, tres en Portugal y una con TV Azteca. A esta lista se suma Supermax, para la cual Globo encabezó la producción y a la que se sumaron socios como TV Azteca, la Televisión Pública de Argentina y Mediaset España.

Supermax fue el primer proyecto que lideramos, incluyendo el proceso de desarrollo y la producción”, dice Raphael Corrêa Netto, director ejecutivo de negocios internacionales de Globo. “Fue muy ambicioso en términos de creación. Queríamos realizar un proyecto grande [considerando] que teníamos la infraestructura y los recursos de producción, pero sin perder la capacidad de conexión con el talento y los socios estratégicos fuera de Brasil. Hay varios otros títulos que [han permitido] que el negocio de coproducción [trabaje sobre la base] de varios modelos. [En esa línea], seguiremos buscando colaboraciones para abrir mercados y viabilizar proyectos narrativos ambiciosos”.

Al ser un canal de televisión abierta, Caracol Televisión tiene tres focos de interés a la hora de producir: Deportes y noticias, entretenimiento, y realizaciones dramáticas, los que, según Dago García, VP de producción y contenido de la compañía, “son la punta de lanza” de Caracol Televisión.

A fines del año pasado, Netflix anunció su segunda serie colombiana original, Siempre bruja, la cual debutó hace algunas semanas y cuya producción estuvo a cargo de García.

“En el pasado también hicimos la versión local de Nip/Tuck con Warner Channel y Teleamazonas; y con Sony Pictures Television, realizamos un proyecto que se llamó Amar y temer, además de versiones de comedias americanas”, dice el ejecutivo. “En su momento, desarrollamos con TV Azteca la telenovela Destinos cruzados y con Telemundo, Pasión de gavilanes, además de otro par de proyectos”.

MARCANDO LA DIFERENCIA
García explica que Caracol Televisión está en una avanzada global muy agresiva porque una de las estrategias de la compañía es fortalecer la marca internacional, por medio de diferentes modelos de negocio como las producciones por encargo, coproducciones y licencias.

Por su parte, SOMOS Group está conformado por un conjunto de compañías dedicadas al negocio del entretenimiento audiovisual. Uno de dichos brazos, SOMOS Productions, se encarga de producir programas televisivos.

“Cuando creamos SOMOS Productions, nuestro primer trabajo como productores independientes fue la serie juvenil para Nickelodeon titulada 11-11: En mi cuadra nada cuadra”, declara Luis Villanueva, presidente y CEO de SOMOS Group. “En nuestros inicios también trabajamos para Telemundo con Todos somos héroes y los Premios Billboard de la música mexicana; y realizamos Vikki RPM para Nickelodeon. La serie sobre Juan Gabriel, Hasta que te conocí, fue la primera coproducción que hicimos con DMD y BTF Media”.

El ejecutivo explica que además de trabajar como productores independientes, donde les producen a terceros y no son dueños de la propiedad intelectual, realizan coproducciones y mantienen la propiedad intelectual de los contenidos. En esa línea, Villanueva destaca las asociaciones con Endemol Shine Boomdog y Piñolywood Studios para Súbete a mi moto: La historia de Menudo contada según su creador; con Endemol Shine Boomdog para San Juan Diego, la historia de la Virgen de Guadalupe; y con DMD, Mediapro y BTF Media para Cazadores de milagros.

DIVERSOS MODELOS
Desde su fundación, RTVE ha sido uno de los grandes expositores de innumerables ficciones que han llenado la pantalla de sus canales locales e internacionales. Entre las más recientes se destacan Cuéntame cómo pasó, Águila roja, Los misterios de Laura, Isabel y El Ministerio del tiempo, entre muchas otras. “Toda la producción de [ficción de] TVE es encargada a productoras externas”, dice Rafael Bardem, subdirector de programas, licencias y coproducciones de RTVE. “Trabajamos con cada una de ellas en el desarrollo conjunto. Sin embargo, la productora no corre riesgos porque el dinero [para la producción] es aportado en un 100 por ciento por RTVE”.

Al ser una empresa pública y considerando que el presupuesto de la compañía proviene del sistema de financiación con el cual trabajan, el ejecutivo relata que, “tienen algunas figuras publicitarias, como los patrocinios, admitidos”, pero que finalmente es RTVE quien sigue asumiendo los costos de las ficciones que la compañía encarga. Sin embargo, “no tenemos contratos estables con ninguna productora”, comenta Bardem. “Hay períodos en los cuales trabajamos más con una compañía que con otra y se establecen lazos, pero estamos abiertos a trabajar en cualquier proyecto y con cualquier productora”.

En el marco de la búsqueda y trabajo para asociaciones de coproducción, el ejecutivo subraya la labor con las compañías latinoamericanas, que se basa en afinidades entre ambas partes, facilitadas por un idioma en común.

“Tanto la producción española como la latinoamericana, tienen un gran nivel técnico y seriedad profesional”, explica Bardem. “Sin embargo, en América Latina se le da una mayor importancia a los resultados en comparación a Europa en general. Además, el tema de las coproducciones es más institucional en la región. En Latinoamérica, en cambio, las televisoras tienen una mayor necesidad de llegar a acuerdos. Cada territorio tiene su propio estilo de coproducción, y a veces es difícil que uno se adapte a la experiencia del otro”.

En opinión de Cuervo de VIS, a la hora de buscar un socio de coproducción lo principal es que ambas partes estén alineadas en relación al contenido, que es lo que a su juicio, marca la alianza y cómo se va a desarrollar determinada coproducción.

“Lo que hemos aprendido en estos años es que no hay un modelo único [para coproducir]”, dice el ejecutivo. “Cada [uno de ellos] se adapta al contenido. Incluso, [si coproduces] con un mismo socio diferentes proyectos, el modelo de negocio puede ser distinto. [Lo importante] es que las partes se pongan de acuerdo en elementos clave como la propiedad intelectual, los derechos, el modelo de producción, las ventanas, si esta [producción se desarrollará] para una marca de Viacom y para el socio coproductor, además del negocio de la distribución”.

García de Caracol Televisión explica que trabajan sobre la base de tres modelos: “El primero es cuando una compañía nos pide un contenido y lo [desarrollamos] desde la parte creativa hasta la producción. Segundo, trabajamos [en base a] licencias. Y tercero, las coproducciones en las que estamos involucrados”.

En ese sentido, señala García, la oficina de Caracol Televisión en Miami está en constante contacto con productoras y canales de todo el mundo. “En mercados internacionales tenemos reuniones donde recibimos a clientes que están interesados en desarrollar una producción o nosotros buscamos algún tipo de esquema de coproducción”, destaca el ejecutivo.

Según Villanueva de SOMOS Group, en la mayoría de los proyectos el elemento más importante es el atractivo de la historia, lo que sería un factor que facilitaría conseguir coproductores y elaborar proyecciones de ventas.

“Cuando eres coproductor compartes riesgos y responsabilidades”, explica el ejecutivo. “Desde el punto de vista de la estrategia buscas alianzas para posicionar el producto y a veces las coproducciones pueden ser más sencillas”.

En relación a un potencial socio, Villanueva enfatiza en que debe tener conocimiento de lo que hace, además de aportar con sus relaciones dentro del mercado.

MODELOS DE TRABAJO
En el caso de RTVE, Bardem dice que uno de los focos de la compañía es buscar asociaciones de coproducción, proceso que califica de “más difícil de lo que parece, sobre todo cuando tienes [organizaciones] como las cadenas de televisión en España. La estructura de coproducción trabaja para el canal y no para otros canales ni ventanas. Hubo que introducir el concepto de coproducción en el ADN de las compañías. Sabemos hacer funcionar la maquinaria para los encargos, pero [cuando se trata de coproducciones] tienes que considerar a los socios, además de sus intereses y afinidades. Aún así, hemos conseguido arrancar varios proyectos de coproducción que están en diversas fases”.

Otro factor que puede ser determinante a la hora de coproducir es el elenco. Aunque para cada uno de los ejecutivos entrevistados la historia es la que impulsa los resultados de una producción, los nombres vinculados a un título pueden darle un atractivo adicional.

Aranguibel de DMD destaca: “En un actor buscamos que sea el adecuado con el personaje que va a representar. Tiene que ser muy bueno, correctamente elegido y conectarse con el resto de los personajes”.

A juicio de Cuervo de VIS, el elenco es sumamente importante, ya que tener nombres y rostros reconocidos ayuda al proyecto, sin olvidarse que la historia es la que definirá el éxito de una coproducción. “El corazón de un contenido es la historia, sin importar si es una ficción, un reality o evento musical”, agrega el ejecutivo. “Hoy en día con la cantidad de contenido que se está produciendo, tener talento reconocido es un diferencial importante”.

Es sabido que con la creciente cantidad de horas anuales de producción y coproducción, talentos como creadores, actores, directores, productores, etc., tienen sus agendas ocupadas por meses e incluso años, lo que ha cambiado radicalmente los plazos de producción y emisión.

“[Contratar] a un talento para trabajar con él o ella durante el mismo año es muy difícil”, relata Cuervo de VIS. “Tienes que proyectar a muy largo plazo porque ya no existen las producciones que se realizan de un día para el otro”.

En esa misma línea, Telem de Mediapro dice que el proceso se está volviendo cada vez más complicado. “Cuando te mueves a la [etapa de] producción y quieres lanzar tanto a tu equipo como a tus actores, necesitas moverte rápido porque la gente está más ocupada que antes”, argumenta el ejecutivo. “Si quieres tener más opciones, entonces debes iniciar el proceso antes y ser más rápido para que haya gente [destacada] en tu producción. Pero sigo pensando que, aunque se está creando mucho contenido, todavía hay más personas que buscan trabajo”.

Según García de Caracol Televisión, han trabajado en base a metodologías y procesos para mantener al talento con el cual la compañía trabaja.

“Colombia es un país donde, por alguna razón, el talento no escasea”, comenta el ejecutivo. “El talento sigue surgiendo y nunca dejamos de promoverlo, renovarlo, patrocinarlo y cultivarlo. No solamente somos una compañía que produce contenido, sino que también producimos talento. Es un talento con el cual estamos contentos y ellos con nosotros. Desde un hace un tiempo, estamos trabajando concienzudamente en procesos de renovación de ese talento. A veces se nos pueden ir, [pero trabajamos con otros] y eso nos ha dado muy buenos resultados”.

DE PRINCIPIO A FIN
Al igual que sus pares, Villanueva de SOMOS Group destaca que lo más importante en una coproducción es la historia. “El tener una estrella [como parte del elenco], te facilita vender esa producción, pero si el argumento de una coproducción no es lo suficientemente bueno, la historia se cae”, dice el ejecutivo. “[El talento] ayuda a promover una producción y a venderla, pero no significa necesariamente el éxito”.

En opinión de Bardem de RTVE y de acuerdo a las estrategias de la compañía, la selección del talento es una etapa posterior al cierre de un acuerdo de coproducción. “Hasta ahora lo que ha primado ha sido la historia y el presupuesto antes que el elenco”, argumenta el ejecutivo. “La selección [también depende] de los recursos que tengamos disponibles”.

En relación al buen momento por el cual están pasando la producción y coproducción tanto en España como en Latinoamérica, Corrales de Atresmedia Studios atribuye la realidad del panorama actual a una diversidad de factores.

“Uno de ellos, es el gran nivel y talento profesional en España en la narrativa local y también en la latinoamericana”, sostiene el ejecutivo. “En España, la crisis nos ha hecho salir del país y buscar nuevos horizontes, algo que América Latina ya tiene un poco más avanzado. La globalización [a través de] las plataformas ha hecho que la capacidad narrativa sea vista por el espectador, consumida, le guste y la valore. También quiero destacar el buen trabajo y la capacidad narrativa desde lo emocional de las historias en España. [En ese sentido], trabajamos muy bien y el mercado lo ha visto, valorado y aplaudido”.

García de Caracol Televisión coincide: “No hay un sólo factor que lo explique. Tenemos un talento muy cualificado con altos estándares y seguimos siendo un escenario donde se pueden manejar costos racionales de producción. Eso explica que empresas extranjeras estén produciendo su contenido [en la región]. Además, nuestros actores han internacionalizado sus carreras, lo que ayuda a que junto a escritores y directores, empecemos a tener una presencia fuerte”.

Cuervo de VIS cree que el buen momento de la producción y coproducción original en América Latina, se debe, entre otros factores, a la disrupción de parte de las multiplataformas. “Todas ellas necesitan contenido y eso es lo que impulsa la producción y coproducción original”, dice el ejecutivo. “[Gracias a la globalización], podemos ver contenido de Islandia en su idioma original y en Rusia ven producciones provenientes de Latinoamérica, subtituladas o dobladas. La localización también nos ha ayudado en ese impulso. Las audiencias necesitan contenido con el cual se identifiquen. Por último, la calidad de las producciones en la región, acompañada de talentos, ha trascendido fronteras. Este conjunto de factores ha hecho que la producción, coproducción y distribución de contenidos, se haya incrementado”.





Acerca de Elizabeth Bowen-Tombari

Elizabeth Bowen-Tombari es la editora de TV Latina. Ella puede ser contactada a ebowen@tvlatina.tv

LEA TAMBIÉN

SPT y Globo cierran acuerdo de coproducción para series en inglés

En el marco de los L.A. Screenings, Sony Pictures Television (SPT) y Globo anunciaron un acuerdo para desarrollar y producir dos series dramáticas en inglés, con la previsión de un tercer proyecto.