23 de enero de 2019

Mariska Hargitay


ANUNCIO

Mucho antes de los movimientos #MeToo y #TimesUp, Law & Order: SVU de Dick Wolf comenzó a contar historias escalofriantes y desgarradoras de víctimas de violencia sexual. La serie se estrenó en 1999 con dos actores principales, Chris Meloni y Mariska Hargitay. Cuando Meloni dejó el show en 2011, Hargitay se convirtió en la número uno en la lista de convocatorias con un reparto casi completamente nuevo. A pesar de los cambios, y en gran parte debido a la representación de Hargitay de Olivia Benson, que le ha valido un Globo de Oro y un Premio Emmy, SVU mantiene espectadores que son tremendamente leales. De hecho, el gran flujo de cartas de seguidores que relatan sus propios traumas causó tal impacto en Hargitay que creó la Joyful Heart Foundation, que ayuda y empodera a los sobrevivientes de agresiones y abusos.

TV LATINA: Ha estado personificando a Olivia por cerca de 20 años. ¿Es todavía un personaje interesante para usted?
HARGITAY: Si no fuera interesante y desafiante, no estaría aquí, y ese ha sido un regalo único. De muchas formas, siento que yo, Mariska, soy Olivia. Hemos vivido vidas paralelas [en el sentido] en que ambas hemos crecido en el show. Olivia era joven, buena, instintiva, compasiva, una policía novata que fue impulsada por una necesidad de justicia, y de corregir los errores de su pasado. Muchas personas saben que ella es producto de una violación y cuando leí el guión, estuve muy conmovida. Instantáneamente me conecté con ella. Más que nada, quise interpretar a este personaje y la entendí en muchos niveles. Y ascender como lo ha hecho a una posición de liderazgo ha sido muy satisfactorio. Ha sido increíblemente desafiante pasar de ser un colega más del grupo a ser su jefe, lo cual es algo difícil de hacer, especialmente cuando hay intimidad. Siempre pienso que el crecimiento es incómodo, y [Olivia también tuvo] que tomar decisiones muy difíciles, crecer en su poder y liderazgo y, lo más importante, convertirse en madre. Cuando Olivia adoptó a Noah, de repente, todo cambió en el personaje y eso fue muy emocionante para mí.

Y hemos tenido un liderazgo diferente en términos de showrunners: Tuvimos a Neal Baer durante los primeros 11 años, y luego al increíble Warren Leight, y ahora, recientemente, a Michael Chernuchin, quien ha sido un maravilloso colaborador para mí. Estoy en una posición única. Es divertido poder ser la arquitecta de hacia dónde se dirige el personaje. Por ejemplo, [esta temporada] voy a ir en una dirección un poco diferente, debido a lo que le sucedió a Olivia [el último] año, por lo que es un desafío. Me encanta. El personaje ha cambiado, pero es un personaje nuevo debido a los diferentes actores y químicas. Cuando Chris Meloni [quien interpretó al Detective Elliot Stabler] se fue después de la 12da temporada, pensé: Formábamos esta asociación única y había mucha intimidad, complejidad y química. Entonces tuve un nuevo elenco. Recuerdo que al comienzo de la 13ra temporada, fui hacia donde estaba el elenco y les dije: ‘Hola, soy Mariska. Interpreto a la Detective Benson’. [En ese momento me dirigí] a Danny Pino [Detective Nick Amaro] y Kelli Giddish [Detective Amanda Rollins], quienes se unieron al show. Ice-T [Detective Odafin Tutuola] fue mi ancla, por supuesto. Luego tuvimos a Peter Scanavino [Detective Dominick Carisi]. Raúl Esparza [Rafael Barba, fiscal asistente] y yo tuvimos esta hermosa carrera de seis años, y ahora tengo a Philip Winchester [Peter Stone, fiscal asistente], y es muy diferente. Philip y yo [resaltamos lo] nuevo en cada uno y el hecho de que tengo que ser la maestra, y él no es Raúl, me da mucho [material] para interactuar. Eso es profundamente único en un personaje que [ha estado presente] por tanto tiempo, por lo que es divertido relacionarse con todos ellos porque, una vez más, trae mucha novedad.

TV LATINA: ¿Qué hace a SVU un show único?
HARGITAY: Aprendí desde el inicio de la serie, a partir del tipo de cartas que estaba recibiendo de los fanáticos, que SVU era un tipo de show muy diferente y que teníamos una oportunidad increíble. Le estaba hablando a una audiencia distinta. Ese fue el inicio de la voz que le dimos a los temas de los cuales generalmente no se hablaba. El tipo de cartas que estaba recibiendo era muy distinto al tipo de cartas que había recibido previamente de fanáticos en shows como ER y cualquier otra producción en la cual participé. Las mujeres estaban revelando sus propias historias de abuso. Estaba muy agradecida de que este show televisivo les diera un espacio a esos temas, que, si de hecho estuvieran en televisión, podrían ser parte de discusiones en la oficina y del nuevo aporte en una conversación. Mientras las mujeres y hombres comenzaron a escribir y compartir historias de abuso, aprendí desde el inicio [de la serie] que SVU no era solamente una producción televisiva, y que teníamos una increíble oportunidad.

TV LATINA: ¿Cómo es el ambiente en el set durante las difíciles escenas de vida y muerte?
HARGITAY: Depende del día. Nuestro show es particularmente difícil y doloroso, y hay días que son brutales porque ir [al set de grabación], contar la historia correctamente, decir la verdad cuando sabes que estás contando la historia de alguien más, conlleva una cantidad increíble de responsabilidad. Le digo a los jóvenes actores, ‘si no duele, significa que no lo estás haciendo bien’. [Por otra parte, también nos] reímos mucho y nos divertimos en el trabajo. Hay días en que no podemos finalizar una escena sin que a alguien le dé risa y, obviamente [esto ocurre más frecuente] en la oficina del equipo. Philip y yo estamos haciendo una escena y es fantástico, porque [tenemos] química. [Si no me gusta cómo queda] digo, ‘no, quedó mal’, y él dice, ‘lo sé, quedó muy mal’. Eso es tan hermoso porque es muy íntimo, confiamos el uno en el otro. Así es que nos reímos de lo malo que hemos sido y luego lo hacemos de nuevo. Podemos pasar de reírnos histéricamente a llorar histéricamente, pero también es técnico. A veces estás en una escena y piensas: ‘Hay demasiada sangre. O, esto parece falso desde este ángulo, ¿podemos cambiarlo?’. O [a la actriz que interpreta a un cadáver] le dices, ‘lo siento, has estado acostada demasiado tiempo. ¿Tienes frío?, ¿podemos conseguirle una manta? Además, la sangre está goteando de una forma rara’. Es todo tan técnico. Depende del día, pero nosotros, como actores lo sentimos todo.

TV LATINA: ¿Cuál es el impacto que han tenido estos temas en usted?
HARGITAY: Al lidiar con estos problemas todos los días, sentí una llamada a responder a ellos.

TV LATINA: ¿Esto es  porque comenzó a recibir cartas de los espectadores?
HARGITAY: En realidad se remonta a antes de eso. Creo que fue el primer año. Dick [Wolf] estaba siendo honrado en el Mount Sinai Hospital en la ciudad de Nueva York y me invitó para que asistiera. Esa noche aprendí las estadísticas de agresión sexual y violencia doméstica, y fueron tan increíbles para mí que no podía creer que no se estuviera hablando más de ello. Una de cada cuatro mujeres y uno de cada seis hombres han sido agredidos sexualmente en algún momento de su vida. Sentí que esta era una conversación que necesitaba ser iniciada. Dick comenzó con el programa lidiando con esos problemas, pero quería llevarlo al siguiente nivel. Entonces, [debido a] la combinación de las historias que contábamos, las estadísticas que eran tan asombrosas y las cartas que recibía, empecé la Joyful Heart Foundation en 2004 para cambiar la forma en que las personas responden a la violencia sexual.

TV LATINA: También produjo un documental.
HARGITAY: Sí, realicé un documental llamado I Am Evidence. Nuestra prioridad de defensa número uno en la fundación es la acumulación de muestras que se toman en casos de violación. En 2009, me enteré de que había, de hecho, una acumulación de cientos de miles de estas muestras, a través de las cuales se recolectan pruebas y que se encuentran en las instalaciones de almacenamiento de la policía. Después de que una mujer es violada, si tiene la valentía de presentarse y hacerse un examen, se extrae el ADN, el cual [toma] de cuatro a seis horas y que a menudo es un examen que traumatiza nuevamente. Uno esperaría que las muestras fueran analizadas y se enviaran a las instalaciones de ADN, pero descubrimos que no era así. Depende de la discreción de los oficiales de policía. Así es que las mujeres habían estado esperando por justicia y conocer [los resultados], sin embargo, existía este retraso. Simplemente pensé que era un microcosmos perfecto y medible, de cómo se consideraba el asalto sexual y, con ello, cuán importantes eran las vidas de las mujeres. Así es que tratamos de enfocarnos [en el tema], hablar de ello y con suerte, incitará al cambio. Estamos tratando de limpiar la acumulación [de muestras] en nuestro país.

TV LATINA: ¿Qué es lo que más la ha sorprendido después de casi 20 años en el show?
HARGITAY: Mucho. La serie ha sido mi profesora más importante, pero lo que me sorprende es cómo el show me ha cambiado como persona y me convirtió en una ‘activista accidental’, si quieres [llamarlo de alguna manera]. Cuando Dick me contrató, estaba tan feliz y agradecida porque soy una actriz, es lo que amo hacer y es lo que necesito hacer. Cuando obtuve este rol, todos mis sueños se convirtieron en realidad porque me ajusté a él perfectamente. El rol y la persona se unieron, y ha sido muy desafiante para mí, en muchas formas. Estaba sorprendida y agradecida, que podía brindar cambio y ayudar al llevar positivismo al mundo. Eso es algo en lo que he pensado toda mi vida: ¿Cómo devuelvo lo que he recibido?, ¿cómo demuestro mi gratitud? Estamos tan agradecidos por cómo Dick cambió nuestras vidas e hizo tantas cosas posibles. Recibir esta oportunidad y poder convertirla en otra cosa ha sido muy significativo para mí, y estoy profundamente agradecida. Conocí a mi esposo en el show, tengo tres hijos y tengo este cimiento que significa todo para mí. Poder afectar el cambio y tener una voz y una plataforma [proveniente] de un programa de televisión, es bastante sorprendente para mí.





Acerca de Anna Carugati