12 de julio de 2020

Simon Cornwell de The Ink Factory


ANUNCIO

The Ink Factory dio de qué hablar con su primer proyecto televisivo, The Night Manager. La serie, adaptada de una novela de John le Carré, fue un éxito para BBC y AMC, se vendió alrededor del mundo y ganó una variedad de Emmys, Golden Globes y BAFTAs. Luego vino The Little Drummer Girl y la compañía, fundada por Simon Cornwell y su hermano Stephen, ahora trabaja en The Spy Who Came in From the Cold.

***Imagen***TV SERIES: ¿Cómo ha evolucionado The Ink Factory en la última década desde que la lanzó junto a su hermano, Stephen?
CORNWELL: Incluso hace 10 años, cuando comenzábamos el negocio, todo estaba cambiando. Mi hermano y yo tenía­mos perspectivas y antecedentes distintos, pensando que, con la capacidad de ofrecer video a través de Internet, el mundo iba a cambiar radicalmente. Crecí en un mundo donde había cuatro o cinco compañías muy poderosas que básicamente controlaban qué contenidos se hacían y dictaban lo que la audiencia iba a ver. Desde el punto de vista de la audiencia, Internet ha incorporado una masiva democratización al cine y la televisión, y finalmente podemos escoger lo que queremos ver. Eso nos demostró, aun hace una década, que las marcas o propiedades intelectuales bien reconocidas con actores de renombre y sólidas historias, iban a ser el tipo de cosas que los nuevos jugadores en el mercado estarían buscando para establecer sus audiencias. Los jugadores tradicionales buscarían la forma de no permitir que esos jugadores se llevaran a sus públicos.
Ha habido un cambio radical en la transferencia de poder de los propietarios de sistemas de distribución, ya sea de películas, shows de televisión o libros. Trabajé mucho en la distribución de una u otra manera y me di cuenta de que no había mucho más espacio para seguir creciendo. Pensé que la manera de prosperar en la segunda, tercera y cuarta década del siglo 21, cuando existen tantas formas en que la gente accede a shows, era enfocarse en desarrollar y ser propietarios de gran contenido. Esa fue la visión con la que comenzamos.

TV SERIES: ¿Qué puede comentar sobre su proceso de desarrollo, ya sea con el material de John le Carré u otros proyectos que quiere iniciar?
CORNWELL: Es una combinación de las historias que nos interesaría contar con las llamadas que recibimos de representantes o escritores. Lo mejor es que estos dos elementos se combinen. Es como si quisiéramos realizar un thriller osado y contemporáneo ambientado en Londres y luego ***Imagen***se nos acerca un escritor quien comenta que le interesaría un thriller osado y contemporáneo ambientado en Londres.
A diferencia de otras personas, es posible que tengamos una oferta más pequeña y esto es porque trabajamos con material literario de alta calidad. Logramos realizar un mayor porcentaje de proyectos que otras personas. Eso no es porque somos brillantes, ni más inteligentes que otros, ¡quizás seamos menos! Pero sí trabajamos con material que si no es [producido] correctamente la primera vez, no puedes culpar al material. Identificamos las fortalezas de lo que estamos trabajando y analizamos las formas en que podemos contar la historia de una nueva manera. Nos preguntamos cuáles son los desafíos que hemos encontrado y cómo los abordamos. Seguimos trabajando en ello hasta que lo logramos con historias profundas, ya sea la narrativa en sí misma o el drama humano. Si no se logra hacer correctamente la primera vez, se intenta nuevamente.

TV SERIES: Al trabajar en cine y televisión, ¿cómo deciden en qué medio contar una historia?
CORNWELL: Comenzamos como una compañía de películas. Para nosotros es importante trabajar tanto en televisión como en cine. Hay personas en la empresa que saben más sobre televisión y otras que tienen más experiencia en cine. No dividimos a la compañía en un área de televisión y otra división de cine. Si alguien se apasiona por un libro o algún material o está trabajando con un escritor que tiene una gran idea, debe sentirse capacitado para tener una conversación sobre la mejor manera de abordarlo.
Tenemos un proyecto en particular que inicialmente pensamos en hacer película y no fue hasta mucho después que decidimos convertirlo en una serie, no sólo una serie limitada, sino una producción que regresara a las pantallas. Emprendemos odiseas inesperadas. Debido a que trabajamos en ambos medios, no tenemos una óptica rígida cuando adquirimos cierto material.
Dicho esto, creo que existen muchas oportunidades en cine actualmente. Es muy difícil financiarlo en las formas tradicionales para los niveles en que se solía hacer, pero el interés que tiene la audiencia sigue siendo muy fuerte. Existe una gran oportunidad con el cine si se hace correctamente. Y con eso quiero decir que se debe trabajar territorio por territorio con una mezcla de plataformas de streaming y distribuidores tradicionales.
Estamos trabajando mucho más en todo. Es un mundo de medios creciente, por lo cual estamos forjando nuestra oferta televisiva, pero al mismo tiempo, buscamos oportunidades para desarrollar buenas películas. Muchas compañías, como las distribuidoras y hasta [streamers] tienen equipos separados de cine y televisión, y hasta cierto punto, modelos diferentes para estas dos áreas. De cierta manera, es desafortunado porque también estamos analizando películas que podrían tener exitosas series spin-off en televisión. En las décadas de los ’50, ’60 y ’70, se llamaba hacer un piloto auxiliar, pero ahora estamos hablando de algo mucho más grande que eso. Estamos hablando de una película que, ya sea que se exhiba en los cines o que llegue a una plataforma de streaming, es un largometraje porque tiene estrellas de cine y se produce con un presupuesto y atención al detalle que no se ve en la televisión de alto presupuesto. Pero eso no quiere decir que no existen grandes series de televisión. Quizás cuenten con los mismos actores o con algunos distintos, pero es un área interesante. Es una estructura que las plataformas de streaming y grandes estudios no están bien equipados para manejar. Tienden a independizar sus operaciones de cine y televisión.

TV SERIES: ¿Qué otras novedades hay en Ink Factory?
CORNWELL: Recientemente, anunciamos que Katherine Butler se une a la compañía como directora creativa. Lo importante es que estamos expandiendo el equipo crea­tivo. Queremos ahondar y aumentar nuestra oferta. Katherine liderará ese proceso con nosotros. Es muy emocionante. En términos generales, el mundo es muy competitivo, siempre lo es, y ¡muchos de los shows que admiro son hechos por otras personas! Eso indica que el mundo es muy competitivo.

Esta entrevista fue realizada previo a la pandemia del Covid-19. Actualmente, todas las compañías mediáticas están cambiando sus estrategias a raíz de los aplazamientos de producción.





Acerca de Mansha Daswani

Mansha Daswani es la publisher asociada y VP de desarrollo estratégico de World Screen. Ella puede ser contactada a [email protected]