23 de enero de 2019

Dick Wolf


ANUNCIO

A lo largo de una carrera de cuatro décadas, Dick Wolf ha producido varias de las series más exitosas y de mayor trayectoria en la historia de la televisión. Law & Order estuvo al aire durante 20 años, y el año pasado, Law & Order: SVU comenzó su 20ma temporada. Chicago Fire se emitió por primera vez en 2012 y desde entonces ha sido seguida por otros tres shows con sede en Chicago. FBI se estrenó el pasado otoño boreal y Wolf espera que también se convierta en una franquicia. En todos sus shows, mantiene su enfoque distintivo de drama televisivo: Situaciones de conflicto de vida o muerte que muchas veces involucran un dilema moral.

TV LATINA: ¿Cómo comenzó Law & Order?
WOLF: En 1987 y 1988, ni siquiera era posible regalar los shows de una hora por sindicación porque nadie los quería. Sólo querían shows de media hora. La huelga de Writers Guild of America en 1988 empeoró esa situación, no se estaba desarrollando nada. Así es que estaba tratando de crear shows que pudieran emitirse como medias horas o una hora. Realizamos Law & Order [estructurada como dos medias horas: Durante la primera mitad se investigaba un crimen y en la segunda, el sospechoso era juzgado] y también hicimos un show ambientado en un hospital. Afortunadamente, nunca tuvimos que dividirlos porque no hubieran funcionando.

TV LATINA: ¿Cómo surgió SVU a diferencia con la evolución de la franquicia de Chicago?
WOLF: SVU se estrenó nueve años después de Law & Order. No fue rápido. No fue como Chicago, donde los tres shows se lanzaron en tres o cuatro años. Cada vez que conversamos sobre ello, me molesto al pensar en la cancelación de Chicago Justice, que nunca debió haber ocurrido.

TV LATINA: ¿Qué le ha dado a Law & Order: SUV su longevidad?
WOLF: Mariska Hargitay. No me gusta ser tan simple, pero no tiene precedentes. No conozco ningún show que tuviera dos roles principales [dos actores protagonistas: Christopher Meloni como el detective Elliot Stabler y Hargitay como la detective Olivia Benson] que pasara a tener una sola protagonista, nunca. Y todo eso tiene que ver con Mariska. Pero lo maravilloso de SVU, específicamente, es que la audiencia se renueva con cada otoño y se expande porque las chicas de 13, 14 y 15 años descubren SVU y se convierte en una obsesión. A los chicos no tanto, pero las chicas se convencen completamente con Mariska como su vocera. Es increíble, cada año se suman más adolescentes.

TV LATINA: En todos sus shows, ¿cuáles son las cualidades más importantes que los actores aportan a sus personajes?
WOLF: Honestidad. Actuar es ser más honesto de lo que a la mayoría de las personas les importaría ser en términos de lo que creen, sus emociones y cómo manejan situaciones difíciles. En todos los shows, el drama es conflicto y el aspecto más importante de ese conflicto es poder conectarse con la audiencia a un nivel emocional.

TV LATINA: SVU habla sobre abuso sexual y las víctimas. ¿Qué opina de la campaña #MeToo?
WOLF: Ya lo hemos visto. No es una historia nueva. Como he dicho, hemos hecho [varios] episodios sólo en este programa en los últimos 20 años que van dirigidos a ese tema. El hecho es que un porcentaje de hombres son unos animales. Es una realidad. No creo que el porcentaje haya aumentado. Creo que se habla más y es visible. [Algunas personas han dicho:] ‘El acoso sexual ha estado presente desde que empezó la industria del entretenimiento’. Es una actitud que ha [prevalecido] en toda la industria [del entretenimiento], no es una historia nueva. Hay un grupo de hombres que serán animales. Lamentablemente, es el mundo en el que vivimos.

TV LATINA: Todos sus shows han abordado temas importantes. Ahora Chicago Med también.
WOLF: La medicina en Chicago Med es realmente importante, poderosa y dinámica. [Hace algún tiempo] estuve de regreso en Chicago [donde se producen los shows de Chicago] con los showrunners, Diane Frolov y Andrew Schneider, y dije: ‘¿Cómo saben ustedes tanto acerca de medicina?’. Esto fue lo que descubrí que no sabía: La madre y el padre de Andy eran médicos y el primer esposo de Diane era médico. Así es que dije: ‘Está bien, ahora lo entiendo’. Chicago Med tiene ideas que van más allá de los protocolos de la enfermedad. El personaje de S. Epatha Merkerson, la doctora Sharon Goodwin, se encuentra en el punto más alto en términos financieros y estatus profesional, y es una batalla constante de quién se beneficia lucrativamente. Hay estadísticas horribles sobre la atención médica en Estados Unidos: El 90 por ciento de los costos médicos ocurren en el último año de vida, entonces, ¿cuánto debería gastarse en mantener a las personas con vida, que hace 20 años habrían muerto? Es algo que en Estados Unidos todavía no hemos tratado adecuadamente. Es un trabajo en progreso, pero la doctora Goodwin tiene que explicarle a 10 millones de personas cada semana por qué ciertas cosas suceden.

TV LATINA: ¿Tendría más libertad si realizara un show en un canal de cable o Netflix?
WOLF: Puedo decirte cuál sería la libertad. Algo que no puedes hacer en televisión es decir [obscenidades]. Todo lo demás es igual que en el cable. Prefiero tener los 14 episodios adicionales [de una temporada televisiva] que decir palabras que han sido usadas en exceso y que ya no sorprenden a la gente. Nunca, en los 35 años que llevo en NBC, se nos ha impedido hacer una historia, porque [estamos] abordando los problemas que la mayoría de los shows no tratan. Tenemos la autorización.

TV LATINA: ¿Cuáles son las decisiones más importantes que debe tomar en los shows?
WOLF: La decisión más importante que tengo que tomar es sobre los crossovers. Los showrunners son increíblemente competentes y [se encargan del resto]. Mike Chernuchin ahora está encargado de SVU. Comenzó como escritor en la primera temporada de Law & Order. La mayoría de las personas que dirigen múltiples shows todavía están allí y estas son relaciones que tienen más de 20 años. Es extraordinario.

TV LATINA: ¿De dónde surgió la idea de los episodios crossover?
WOLF: Los dos primeros crossovers que hicimos [fueron entre] Homicide: Life on the Street y Law & Order. Es una enorme [cantidad de trabajo]. Pero habrá crossovers [entre las series de Chicago] todos los años en los que se presenten estos shows, ¡porque son demasiado divertidos para que yo no los haga! Los shows de Chicago son una alegría continua y me sorprende [cuán unido está el elenco]. Siempre intentamos establecer una familia en cada uno de los shows, porque [tiene que haber una atmósfera de] apoyo mutuo. Durante la producción de Law & Order, no hubo ninguna pelea, pero me sorprendió el reparto de los shows de Chicago. ¡Son muy unidos!

TV LATINA: ¿En qué otros proyectos se encuentra trabajando?
WOLF: FBI [se estrenó] en CBS en septiembre y hay capítulos que aún no se han escrito para nuevos shows, porque son potenciales de crossover. En general, es un período muy emocionante en la televisión, pero soy una de las últimas personas que realiza shows de contenido tradicional, con encargos de 22 episodios a diferencia del cable, donde se hacen ocho.

TV LATINA: ¿Cómo han cambiado las expectativas de la audiencia y cómo satisface esos cambios a medida que desarrolla y produce los shows?
WOLF: Afortunadamente, estoy en una posición en la que sólo hago shows que me gustan. No hay necesidad de hacer otra serie por el simple hecho de hacerla. Sin embargo, si se puede hacer otra serie, y armar un show base para ampliarlo de la misma manera que, espero, FBI lo hará en CBS, [sería fantástico]. Hay fácilmente tres shows basados en FBI.





Acerca de Anna Carugati