16 de diciembre de 2018
Home / Entrevistas / Recordando al creador de SpongeBob SquarePants Steve Hillenburg

Recordando al creador de SpongeBob SquarePants Steve Hillenburg


ANUNCIO

El ganador del Emmy Stephen Hillenburg, creador, escritor, productor y director de la comedia animada compuesta de varias temporadas SpongeBob SquarePants, ha fallecido a la edad de 57 años. TV Niños Semanal da una mirada a lo que nos comentó sobre la creación del exitoso show de Nickelodeon en una entrevista de 2004.

¿Qué es lo que la ciencia y los dibujos animados tienen en común? Generalmente, no mucho. Pero la combinación de biología marina y el amor por la animación se encuentra detrás de SpongeBob SquarePants, uno de los personajes animados más populares, creado por Steve Hillenburg.

Al crecer en el Sur de California, Hillenburg desarrolló un amor por el arte, pintando y dibujando, además del océano, donde surfeó y practicó snorkel en las pintorescas playas de la zona. Cuando ingresó a la universidad, se preocupó de que pudiera sobrevivir como artista. Entonces, para ser práctico, estudió biología marina, y después de terminar de estudiar, enseñó a niños en el Orange County Ocean Institute por tres años. Eventualmente, “me di cuenta de que estaba más interesado en la animación que en enseñar”, dijo Hillenburg. Fue entonces cuando regresó a la universidad y obtuvo un máster en animación en el California Institute of the Arts. Una de sus películas como estudiante fue presentada en un festival, donde llamó la atención de Joe Murray, creador de Rocko’s Modern Life, y en 1992, Hillenburg obtuvo una posición en Nickelodeon trabajando en la serie, para eventualmente ser promovido a director creativo. “Aprendí muchísimo sobre animación”, durante ese periodo, agregó.

Cuando comenzó a desarrollar algunas de sus propias ideas, Hillenburg se dirigió al mar en busca de inspiración. “Quería hacer algo que se desarrollara en el mar y que involucrara todas las cosas que realmente amo, el kitsch náutico y la cultura del surf”, y otros elementos que se convertirían en parte del mundo de SpongeBob. Para vender el show a Nickelodeon, Hillenburg incluso llevó un ukelele para cantar una canción que había escrito.

Nickelodeon compró la idea, pero Hillenburg no tenía grandes expectativas para el show. “No puedes hacer un show sobre una esponja y pensar que será un gran éxito”, subrayó. “Pensé que tendría una audiencia de culto, pero no un gran atractivo”. Tampoco se dedicó mucho tiempo a pensar en las mercancías. “Mi enfoque siempre fue hacer una animación realmente divertida”, expresó. “Las licencias no era algo con lo que se pudiera contar. Creo que Mike Judge”, creador de King of the Hill, “lo dijo mejor cuando comentó: ‘Haces algo que hará reír a tus amigos y luego esperas que a otras personas les guste’ ”.

SpongeBob era clásico y vanguardista. Hillenburg siguió una clase de estilo de animación que él compara con las viejas animaciones de Warner Bros., y el show fue escrito para enfocarse en una amplia audiencia. Pero utilizó un estilo de pintura muy ‘relajado’ para representar las figuras, y “nos tomamos muchas libertades con los personajes y el escenario”, dijo, creando un ambiente extraño, lleno de personajes inusuales que está lleno de maravillas ingeniosas y efectos exagerados. Las audiencias lo aman. A diferencia de los muchos programas para niños, SpongeBob atrae a muchos estudiantes universitarios y adultos, y su exitosa campaña de mercancías también atrajo a niños y adultos. “Quería algo que atrajera a toda la familia”, finalizó.





Acerca de TV Latina

La revista líder en calidad editorial en el sector del negocio de la televisión latinoamericana.