05 de octubre de 2022

Explorando House of the Dragon


ANUNCIO

Durante ocho temporadas, Game of Thrones entregó a HBO sintonía récord alrededor del mundo, dio mucho de qué conversar, obtuvo casi 60 Primetime Emmy Awards, incluyendo cuatro a Serie de drama sobresaliente y una gama de honores adicionales. El final del show en 2019, basada en la serie de novelas de fantasía A Song of Ice and Fire de George R. R. Martin, y el posterior traslado de los creadores David Benioff y D.B. Weiss a Netflix, dejó a muchos pensando cómo podría ser el futuro del canal de cable premium tras la emisión de GoT. Resulta que el hogar de Succession e Insecure, además de otros programas aclamados por la crítica, bajo el liderazgo de Casey Bloys, no ha tenido problema en desarrollar nuevos gigantes de la cultura. Pero la marca es importante para HBO y su plataforma de streaming HBO Max, puesto que existe una variedad de precuelas y secuelas en desarrollo. Los fanáticos alrededor del mundo sintonizaron la primera extensión de la ***Image***franquicia House of the Dragon, con Warner Bros. Discovery apoyando el lanzamiento con la presencia global de su potencia comercial.

Debutando en HBO y HBO Max (el streamer presentará el show en 61 países a través de las Américas y Europa), además de socios como Sky, House of the Dragon está basada en Fire & Blood de Martin, que narra la saga de la familia Targaryen 200 años antes de los eventos que se desarrollan en Game of Thrones. Creada por Martin con Ryan Condal, la producción de 10 capítulos presenta un elenco integrado por Matt Smith, Paddy Considine, Emma D’Arcy y Rhys Ifans. Condal, productor ejecutivo y escritor, es showrunner junto a Miguel Sapochnik, productor ejecutivo y director que trabajó en varios episodios de Game of Thrones, incluyendo la aclamada “Battle of the Bastards”, por el cual ganó un premio Emmy.

“Cuando terminó el show original, hubo muchas ideas que se abordaron para spin-offs”, comenta Sapochnik. “HBO me seguía preguntando si me podía reunir con los escritores de los distintos spin-offs y vincularme libremente a un proyecto. Había estado trabajando con Ryan en un proyecto diferente. Se involucró en uno de los spin-offs y me preguntó si estaba interesado. Irónicamente, era probablemente el que menos me interesaba porque se parecía mucho a lo que ya había hecho. Pero teníamos una buena relación de trabajo y quería ayudar. Le dije que apoyaría hasta que supiera qué quería hacer, pero no me comprometo porque no sé si desee volver a ese mundo”.

Sapochnik recuerda que el cambio vino tras una sugerencia de Alexis Rabin, su esposa y socia creativa. “Ella tiene una visión de la actualidad mundial muy diferente a la mía. Estaba a punto de decir que el [proyecto] no era para mí porque no encontraba nada que lo distinguiera. Ella dijo que sería mucho más interesante si se contara desde la perspectiva de la protagonista”.

La clave de la historia es la relación entre la princesa Rhaenrya, hija mayor del rey Viserys I Targaryen, y Alicent Hightower, hija de Ser Otto Hightower, la Mano del Rey. “Originalmente, una era mujer y otra una niña. [Decidimos] darles una crianza compartida, así es que crecieron juntas. De repente, tienes la oportunidad de hablar sobre el patriarcado, pero a través de los ojos de estas mujeres. Ya no trataba de volver y ver a más chicos con sus juguetes. [Game of Thrones] tenía grandes personajes femeninos, pero no se contó desde sus puntos de vista. Aquí hubo la oportunidad de hacer eso de forma directa. En retrospectiva, no puedo imaginarme el show de otra manera. Irónicamente, también benefició a los personajes masculinos. Tanto Paddy (Considine) y Matt (Smith) [quienes respectivamente interpretan a Viserys y su hermano menor, Daemon] tuvieron que lidiar con el cambio de enfoque. El show no solo era sobre ellos. Consciente o inconscientemente, afectó sus actuaciones y los puso en contacto con cosas que de otra manera no hubieran abordado. Ha beneficiado a todos”.

Sapochnik explica que la producción sigue los pasos del clan Targaryen con sus dragones mientras ejercen control sobre los Siete Reinos y el show salta en el tiempo durante varios momentos de la primera temporada. “El capítulo uno y dos están en un periodo, tres cuatro y cinco se ambientan tres o cuatro años más tarde, y luego hay un salto de 10 años y otro de seis. Eso ha sido complicado y un reto, algo que originalmente estaba renuente hacer porque había que reestablecer a los personajes cuando se omitía muchos detalles de sus vidas. La única forma de abordar esto era darle el tratamiento de cinematografía francesa: ¡No explicar nada! Pónganse al día y presten atención. Una vez lo vimos de esa manera, se volvió más fácil. No había largas escenas explicativas sobre lo que estaba ocurriendo en el castillo. Hay eventos que han podido ocurrir sin el paso del tiempo. Luego tuvo que ver con resolver las realidades de eso en términos del diseño del set, vestuario etc., ya que todo cambia. Algunos actores cambian, otros no. La forma en que dividimos eso fue difícil. Al final, nos dimos cuenta de que el salto del tiempo de 10 años, con lo que ocurre y cuándo, sucede en ese periodo interino, de tal manera que podían interpretar a personajes diferentes, y eso está bien. Fue un alivio. Analizamos darles mañas y manías físicas que perduraron a través del tiempo, pero todo se sintió un poco artificial. Era un buen apoyo, pero al final no se necesitaba. Si alguien es 10 años mayor a los 20, tal vez haya algunas similitudes, pero no te sientas ahí y dices: ‘¡Me acuerdo de cuando te metías el dedo en la nariz!”.

Tras más de dos años de trabajo para llevar la serie a la pantalla, la búsqueda inicial de localizaciones comenzó justo antes de la primera cuarentena de covid-19, Sapochnik y Condal han desarrollado un sistema para gestionar mejor el extensivo emprendimiento. “El tiempo no ha estado a nuestro favor y hecho que todo sea más complicado. Cuando comenzamos, acordamos no hacer nada por separado. Durante el primer año, hacíamos todos juntos: Reuniones, llamadas y todo lo demás. Entonces llegas a la realidad de que, si son dos, la expectativa natural es que puedes hacer el doble si no lo haces juntos. Si no tienen tiempo, lo primero que haces es dividirte. Estábamos obligados a estar en lugares diferentes. Ha habido retos que tienen que ver con cuál es el papel de un showrunner cuando eres director y cuál es el papel cuando eres escritor. Si yo escribo y él dirige, todavía tenemos que ser capaces de estar involucrados en las cosas del otro. También escribo y soy bueno estructurando. Esas cosas son importantes para mí. Asimismo, para él [es importante] ver su idea desde su inicio, sea cual sea el tema de un guion, hasta el producto final y debo asegurarme de que entiendo lo que quiere. Hay una constante negociación entre nosotros. Pero también, en algún momento, hay que aceptar que no puedo estar ahí, por lo que tengo que confiar”.

Sapochnik es consciente de la expectativa que tienen los fanáticos sobre el nuevo show y no está dejando que nada de eso lo perturbe. “Mi responsabilidad es la historia. Pienso en ello en la medida en que es importante no pensar en ello y centrarse en la tarea que tenemos por delante. Esto no Game of Thrones, es House of the Dragon. Así es que sí, hay un Reed Keep, hay Targaryens y hay dragones. Pero Elizabeth y The Last of the Mohicans seguramente tendrán algunas similitudes, ¡solo es que son completamente diferentes! La responsabilidad que tengo con los fanáticos es asegurarme de hacer el mejor trabajo que puedo narrando esta historia. Y si a través de ella se encuentran nuevamente relacionados con el mundo Game of Thrones, fantástico. Si no, que así sea. Aún mejor si hace que regresen a ver la octava temporada porque tal vez no era exactamente lo que pensaba que era. Quiero hacer esta historia correctamente. Eso es lo único que puedo hacer”.





Acerca de Mansha Daswani

Mansha Daswani es la publisher asociada y VP de desarrollo estratégico de World Screen. Ella puede ser contactada a [email protected]

LEA TAMBIÉN

Thriller de Caracol llega a ViX+

Caracol Televisión anunció que su nuevo thriller, Entre sombras, protagonizado por Flora Martínez, se ha lanzado por la plataforma de streaming ViX+.