20 de mayo de 2019

Tom Selleck


ANUNCIO

Tom Selleck ha participado en decenas de programas de televisión y largometrajes, en particular Three Men and a Baby, la serie original Magnum P.I., la franquicia Jesse Stone, además de haber tenido un rol de invitado en Friends. Durante los últimos nueve años, ha interpretado en Blue Bloods al Comisionado de la Policía de Nueva York (NYPD, por sus siglas en inglés), Frank Reagan. Frank no sólo está al frente de 38 mil hombres y mujeres vestidos de azul, sino que también es el patriarca de una familia dedicada a reforzar la ley. Sus dos hijos son policías y su hija es asistente del fiscal del distrito. Selleck habla con TV Latina sobre la creación de su personaje, el nivel de calidad de la televisión episódica y las famosas escenas de cenas familiares de los Reagan.

TV LATINA: Tengo una colega cuyo marido es policía de Nueva York, y él dice que Blue Bloods es el único programa que representa correctamente el trabajo de la policía.
SELLECK: Recibimos muchos de estos comentarios. Es un drama, por lo que es una realidad intensificada. ¿Cómo dice el dicho?, ‘¿el arte no es la verdad; [sino] una mentira que nos permite ver la verdad?’. No estamos haciendo un comercial para el NYPD. [Más bien] estamos mostrando lo bueno y lo malo, y los policías parecen respetarlo, lo que significa mucho para mí.

TV LATINA: ¿Tiene consultores en el show?
SELLECK: Sí, Jimmy Nuciforo es un ex detective del NYPD. Ahora es un productor asociado. Hacemos mucha investigación. [El antiguo Comisionado de la Policía de Nueva York] Bill Bratton me ayudó mucho porque mi trabajo es un poco diferente. No estoy disparando, arrestando ni enfrentando a las personas. Me encanta el reto. Estoy lidiando con una abstracción. ¿Cómo lideras a la gente? Y lo que es más importante, si estás al mando, no muestras debilidad, miedo o ansiedad, y sin embargo, las audiencias tienen que ver eso. El libro de [Bratton] Turnaround: How America’s Top Cop Reversed the Crime Epidemic me ayudó mucho, especialmente con la política con el alcalde. [Raymond] Kelly, quien era el Comisionado en ese momento, estaba demasiado ocupado desempeñándose como el verdadero Comisionado. ¡Bill Bratton me llama Comisionado interino!

TV LATINA: ¿A qué atribuye el éxito continuo del show?
SELLECK: Cuando leí el guion para el piloto me conmovió. Me habían ofrecido varias oportunidades para trabajar en series y no quise hacerlas. No quería realizar [series de] procedimiento. De forma reiterada, querían que yo fuera el jefe de algo. Supongo que eso es halagador y hubo algo de eso en el primer o segundo episodio de Blue Bloods. Tuvimos algunas conversaciones y dije, ‘si interpreto al jefe, que es para lo que me contrataron, no quiero dictar órdenes solamente. Quiero ver cómo es el mundo del mando’.

Hice una película, aunque nunca pensé que me pedirían interpretar ese tipo de rol, llamada Ike: Countdown to D-Day, donde interpreto al General Eisenhower. Estoy muy orgulloso de ello. Tuve temor. Cuando mi buena amiga y agente, Bettye McCartt, me envió [el guion], dijo, ‘quieren que interpretes al General Eisenhower previo a D-Day’. Y le respondí, ‘¿qué están pensando?’. Lo único que sabía era que la audiencia diría lo mismo y eso podría hacerlos querer ver [la película]. Cuando leí el guion escrito por Lionel Chetwynd, me hizo llorar a pesar de que conocía el final. Dije, ‘debo conseguir este [rol]’, así es que me arriesgué. Pero aprendí mucho sobre el mando y el peso de la responsabilidad. [Eisenhower] tenía a millones de hombres bajo su mando. Frank en Blue Bloods tiene 38 mil, así es que no estoy interpretando al General Eisenhower, pero me he basado mucho en eso. Y ahí es donde quería que el show se dirigiera con mi personaje, no sólo entrar a una habitación y dar órdenes.

Para mí, lo interesante de Frank es que es una de las personas más famosas de la ciudad de Nueva York. Se mueve en diferentes círculos, le guste o no. Esas no son sus raíces. Él era un policía del NYPD. Pero él se mueve en algunos círculos increíbles y cuando se cierra la puerta de su oficina, se habla de cosas de una manera completamente diferente, y cuando él sale, se revela su verdadera identidad. Para mí, eso es lo más interesante.

TV LATINA: Cuéntenos sobre las maravillosas escenas de cenas familiares.
SELLECK: Me encantaron las escenas familiares en el guion piloto y le dije al [productor ejecutivo] Leonard Goldberg, esta es una escena de ocho páginas con la familia cenando. Conozco algo sobre las televisoras. Ellos van a tratar de cortar eso, ¿verdad? Él dijo, ‘o, se mantendrá como está y será una [escena permanente]’. Leonard pensó en eso e hizo esa contribución desde el primer día. Y ahora la mayoría de la gente dice que es su parte favorita del show.

El beneficio de un show guiado por personajes de siete, ocho o nueve años es que el público se pone en sus lugares. Hay episodios que no pudimos hacer en la primera temporada, pero que podemos hacer ahora porque la audiencia tiene esta narrativa acumulativa en su cabeza, no tenemos que dar muchas explicaciones. Y tienes [un elemento] maravilloso que es que en las cenas familiares [se revela] un secreto al público. En Magnum P.I., existía un secreto sobre Magnum y él lo compartió con el público durante la historia. Si mentía y estafaba a alguien, se metía en su auto y le decía a la audiencia, ‘sé lo que estás pensando, mentí. No debería haber mentido’. Magnum tenía una conversación con los espectadores. [Blue Bloods] posee [ese elemento] dando a conocer un secreto durante las cenas familiares que ni siquiera los personajes notan porque la audiencia ha visto, usualmente, en el tercer o cuarto acto, por lo que están pasando todos los personajes.

La fuente de riesgo para nuestro show y por lo que tanto se preocupa la audiencia, son las relaciones. Saben que es una familia contenciosa y que todos tienen opiniones. Tienes que luchar para llamar la atención en la mesa de los Reagan o para decir una palabra. No quieren que sus relaciones se deterioren.

TV LATINA: ¿Cómo ha visto aumentar la calidad de las series televisivas a lo largo de los años?
SELLECK: Tienes que luchar por ello. Tuve algunas reuniones muy serias al comienzo del show sobre el personaje de Frank: ‘¿Estamos haciendo una [serie de] procedimiento o una basada en los personajes?’. Había que resolverlo de una vez por todas. No lo íbamos a desarrollar una vez que estuviéramos al aire. Si a la cadena se le permite producir en forma ejecutiva todos los shows, habrá una similitud y creo que el nuestro es un poco diferente. Los valores de producción han aumentado. Técnicamente y no oficialmente, soy un productor ejecutivo. No [quiero adjudicarme] crédito por ello, hay demasiados productores ejecutivos. Pero conozco la televisión episódica, estuve a cargo de Magnum P.I. durante sus últimos dos años. No podría hacer eso ahora. Soy demasiado viejo, pero paso mucho tiempo [trabajando] en mi personaje y todos parecen darle la bienvenida.

Un show impulsado por un personaje es muy difícil. Tienes que encontrar la comedia en la tragedia y la tragedia en un show impulsado por personajes. Encontrar momentos lleva mucho tiempo y los editores no lo tienen. Por lo tanto, paso un día en la sala de edición trabajando sólo en momentos de los personajes. Y tomo notas, como, ‘¿por qué llora [tal o cual] personaje?’. No puedes sucumbir a la emoción. No estoy diciendo que lo hagamos. Puedes decir, ‘vamos a hacer una escena como esta y eso será emocional’. No, no lo será a menos de que los personajes sean convincentes y el camino sea bueno. Es casi una trampa porque la mayoría de las veces, nuestro show tendrá un momento que se acerque a la audiencia y la conmoverá. Y la mayoría de las series no hacen eso. Encontrar esas cosas lleva tiempo, por lo que generalmente paso un día en la sala de edición.

Creo que es una gran contribución que ha ayudado. Pero sólo estoy mejorando una forma que ya ha sido bien hecha. [Considera] la fotografía [de la producción] y el hecho de que Nueva York es un [personaje central en el show]. Hemos aprendido cómo hacerlo. Tenemos que hacerlo dentro del presupuesto. ¿Cómo se obtiene un mayor valor de producción con menos dinero y aún así salimos [a exteriores] y se muestra la ciudad? Mejoras en eso y haces que el show sea mejor. Pero la única pregunta real que se debe hacer siempre, sobre cualquier cambio es ¿es mejor?





Acerca de Anna Carugati