19 de enero de 2018
Home / Entrevistas / Benedict Cumberbatch

Benedict Cumberbatch


ANUNCIO

Benedict Cumberbatch ha demostrado una gran versatilidad para dar vida a personajes tan dispares como Hamlet, Ricardo III, Alan Turing, el matemático que descifró el código de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, Julian Assange de WikiLeaks, y el Dr. Stephen Strange de Marvel. Y su brillante representación de Sherlock Holmes ha emocionado a legiones de fanáticos en todo el mundo. Además de actuar, Cumberbatch ha establecido su propia compañía de producción, SunnyMarch. Su primer proyecto de televisión es The Child in Time, en el que deja de interpretar a genios socialmente inútiles para asumir el papel de un padre que se enfrenta a una terrible pérdida.

TV LATINA: ¿Qué le llamó la atención de The Child in Time y el papel de Stephen Lewis?
CUMBERBATCH: Es un guión fantástico y una gran oportunidad para interpretar a un personaje ordinario. El material está escrito por uno de mis autores favoritos, Ian McEwan. He tenido la suerte de participar en sus obras cuando estuve [en la cinta] Atonement. En términos logísticos, hacía sentido con mi agenda porque era un rodaje corto en Londres. Todo el mundo se reunió para este proyecto por las razones correctas, así es que desde el inicio hasta el final, hubo mucho apoyo y compromiso de todos los departamentos. Además, es la primera adaptación de McEwan para televisión, lo cual es un gran honor en sí mismo.

TV LATINA: ¿Cuál es su proceso de preparación para interpretar a un personaje?
CUMBERBATCH: Tener un libro con el cual trabajar es un regalo para un actor. Ofrece una óptica increíble del personaje para poder incorporar subtexto en las acciones. Ian McEwan es un escritor muy fílmico y es una alegría hacer que eso cobre vida, especialmente con un guión tan hábilmente escrito y respetuoso del material original como lo es el de Stephen Butchard. Y cuando tienes a un director como Julian Farino, la colaboración es aún más enriquecedora. Quería acercarme más a quien soy, incluso con los elementos básicos del vestuario, por lo que utilicé mucho de mi propia ropa. Quería que su apariencia fuera parecida a la mía si estuviera bajo circunstancias horribles de imaginar.

TV LATINA: ¿Cuáles son los retos creativos de interpretar a un personaje que ya existe en un libro?, ¿qué tanto toma de la novela o la obra de teatro y qué tanto incorpora de su propia experiencia?
CUMBERBATCH: Antes que nada, siempre ayuda mucho que la novela haya recibido un buen tratamiento por los adaptadores. No se interponen al material. He tenido mucha suerte con las adaptaciones en las cuales he participado. Ellos sólo tocan la superficie y permiten acceder a los efectos de la vida interna del libro así como lo que se expresa a través del personaje. En cuanto a The Child in Time, he sido un fanático de McEwan desde que tenía la edad para entenderlo. Comencé con The Cement Garden. Se estaba realizando una producción del libro. Vacilé con la idea de hacer una audición y leí el [guión] y pensé que no lo podía hacer. No era un actor lo suficientemente bueno. No sabría cómo comenzar a hacerlo.
Atonement fue el primer libro de Ian McEwan que leí y curiosamente terminé en la película, pero unos años más tarde. Leí el libro casi en el momento en que se lanzó. No había leído The Child in Time, aunque sí varios de sus otros libros. Llegué a la historia a través del guión y luego tuve esta experiencia fantástica en la que me enamoré de la idea de tratar de interpretar este rol y que la historia cobrara vida.
Es cierto que los que conocen la novela tienen expectativas, pese a que fue lanzada a finales de los ’80. El libro está ambientado en aquel momento. Tiene un giro levemente distópico y una crítica a la era de Margaret Thatcher. Tiene política. Debido a que la temática es la niñez, aborda la participación del estado, ya sea a nivel de poder político entre [el ministro junior] Charles Drake y su jefe, el primer ministro, o simplemente la idea de lo que el estado tiene que ver con su intervención en la crianza en oposición a la naturaleza.
Es un tema grande en el libro y es una temática definitiva en nuestra adaptación, aunque no con las resonancias políticas. El libro presenta una crítica a un régimen particular, [pero en nuestra película televisiva] la recontextualizamos. Se ambienta en el presente y eso nos dio libertad.

TV LATINA: ¿De qué manera el ser padre impactó su representación de Stephen Lewis, un padre que pierde a su hijo?
CUMBERBATCH: Algunos podrían preguntarse por qué me gustaría interpretar a un personaje en una situación tan trágica, ya que apenas he experimentado la paternidad. Desde algún tiempo había querido interpretar a un hombre común, sin excentricidades. La coincidencia de ser padre e interpretar a un padre es accidental. El guión nos llegó terminado y lo desarrollamos y produjimos como compañía, creando nuestra primera realización a menos de un año de haber formado nuestra división televisiva de SunnyMarch. Todo fue circunstancial y a veces es mejor así. En cuanto a incursionar en un aspecto muy emocional para cualquier padre, creo que esa sensibilidad existiría si fuera padre o no. No dudo que filmar tan pronto tras el nacimiento de mi segundo hijo hizo que la interpretación fuera más cruda. Pero con una obra de esta potencia, encontré que era muy peligroso incorporar mi propia situación con la del personaje, así es que lo mantuve separado cada vez que pude. Sin importar qué tan bueno sea perderse en el momento del drama, también es importante honrar la situación del personaje y para eso necesitas un elemento de control para saber dónde están los límites. Esa es una explicación larga para decir que mi experiencia como padre me sensibilizó a la tragedia de Stephen y a la del libro, pero hubiera sido sensible sin importar mi situación. Siempre trabajaría con base al material en lugar de mi propia vida.

TV LATINA: ¿Fue más difícil interpretar a Stephen Lewis, un padre común que experimenta una pérdida personal muy profunda, o jugar el rol de genios como Alan Turing, Doctor Strange o Sherlock Holmes, que son desadaptados socialmente, pero enfrentan circunstancias extraordinarias?
CUMBERBATCH: No creo que sea más difícil interpretar a Stephen Lewis que Doctor Strange, Sherlock Holmes o Alan Turing. Simplemente son desafíos muy diferentes. Cuando interpretas a alguien parecido a ti, no te puedes esconder detrás de nada. No hay máscaras con las que puedes trabajar y tienes que incorporar una verdad a cada momento que es más similar a ti, y eso puede ser tan difícil como jugar a los personajes más extraordinarios en mi carrera. No podría decir si uno es más difícil que otro, sencillamente son diferentes y por eso disfruto interpretarlos a todos y la experiencia que obtengo de una gama [de distintos personajes].

TV LATINA: ¿Qué retos creativos diferentes le ofrecen la televisión y el cine a un actor?, ¿qué disfruta del cine y qué ofrece la televisión que el cine no?
CUMBERBATCH: El cliché es el tiempo: Sueles tener menos tiempo en un set de televisión, se realizan menos tomas y se trabaja con una agenda más apretada, pero no es completamente cierto. En Doctor Strange, por ejemplo, se toma más tiempo organizar una escena, pero se tiene que trabajar igual de rápido cuando estás en el set. Hay una crudeza al estar en un equipo de televisión más pequeño y hacer cosas en pequeñas formaciones en la calle. Grabar la escena más íntima de perder a un hijo en un supermercado un domingo por la tarde en Crouch End y hacer que el tráfico se detenga fue un momento cuando necesité cada fibra de concentración para no distraerme. En el cine, los espacios públicos están más cerrados y tienen sets más grandes que no están en locación. Los presupuestos en televisión dictan que las cosas se tienen que hacer un poco más improvisadas.



Acerca de Anna Carugati

LEA TAMBIÉN

Cesar Conde habla sobre estrategia de Telemundo

Cesar Conde, chairman de NBCUniversal International Group y NBCUniversal Telemundo Enterprises, participó en una conversación con Anna Carugati de World Screen, opinando sobre las historias para la audiencia hispana de Estados Unidos y revelando las estrategias que Telemundo ha empleado para crecer en ratings.