10 de diciembre de 2019
Home / Lo más destacado / Productores y distribuidores hablan sobre shows de género neutro

Productores y distribuidores hablan sobre shows de género neutro


ANUNCIO

Chelsea Regan conversa con productores y distribuidores líderes sobre las mejores estrategias para presentar shows de género neutro.

Ha sido sorprendente, cómo en 2019, el desarrollo de contenido incluyente de género, de shows atractivos que enganchan tanto a niñas como a niños, continúa siendo un objetivo, en vez de algo establecido. Los programas dirigidos a los varones todavía son catalogados de género neutro, con personajes femeninos secundarios y unidimensionales que atraen a las niñas. Según un reciente reporte de Hopster sobre programación preescolar, titulado ¿Is TV Making Your Child Prejudiced?, más de un tercio de los episodios de 50 programas preescolares perpetuaban los estereotipos. Los niños pelean, mientras las niñas se fijan en su imagen. Los niños son sobreprotectores y portadores de conocimiento, mientras que las niñas se preocupan más por la ***Imagen***limpieza. Los niños son poderosos protagonistas. Las niñas son menoscabadas y deshumanizadas.

No tiene que ser de esta manera y shows como True and the Rainbow Kingdom de Guru Studio ayudan a fijar el camino. La serie animada, que se encuentra en producción de su cuarta temporada, es protagonizada por una niña y un personaje masculino, representado por un gato llamado Bartleby, que sirve para reducir la brecha de género. Y lo mejor de todo, no es un personaje unidimensional.

Cuando Bartleby y True se dirigen a cumplir una misión, a menudo son interrumpidos por los entrenamientos de Bartleby con los ninjas de Kittynati.

“Los niños se identifican inmediatamente con [Bartleby] y, aunque el show no es específicamente sobre este personaje, le aporta mucho humor, ya que en ocasiones puede ser frustrante para True contar con su compañía”, comenta Frank Falcone, presidente y director ejecutivo creativo de Guru Studio. El ejecutivo describe al personaje como enérgico y ambicioso, en una serie que tiene como temática el cuidado de los demás, lo cual es un cambio agradable comparado a los shows que presentan caos y destrucción, que según la opinión popular, son más atractivos para los varones.

Durante una reunión, Falcone y el equipo de Guru estaban esperando algunas críticas negativas provenientes de un grupo de niños que esperaba ver un segmento de True and the Rainbow Kingdom. En un principio, parecía que sus suposiciones se estaban confirmando. El primer episodio que vieron recibió poco entusiasmo, pero logró que los niños decidieran quedarse para un segundo capítulo, que se centró en el entrenamiento de Bartleby para convertirse en un Kittynati. Aquella experiencia resultó ser la verdadera prueba de fuego para Guru.

“Cuando finalizó el episodio, preguntamos: ‘¿Les gustó el programa?’. Ellos dijeron, ‘sí, nos encanta este show”, comenta Falcone de la sorpresiva respuesta que recibieron de los niños. “Si eliges el show correcto, pueden cambiar la percepción de si querrás ver el resto de la serie. Programar los episodios estratégicamente según el género, puede hacer una diferencia en cuanto a la interacción que tengan los niños con el resto de la serie debido a que no estarán predispuestos por una historia en particular”.

Tatiana Kober, presidenta de Bejuba! Entertainment, dice: “Anteriormente, para que un show se considerara de género neutro, la niña era un personaje secundario en el [show] y el niño tenía que ser el protagonista. Las investigaciones respaldaban el hecho de que las series de género neutro debían incluir un niño como protagonista y un mejor amigo a su lado, y luego una niña como personaje secundario”. Esta tendencia comenzó a cambiar con la iniciativa de algunos ejecutivos con ideas semejantes. “Comenzamos a incorporar a más niñas en los [shows] porque nos fortalecimos como mujeres y ya somos más en la industria, y los hombres también lo han percibido”.

En GO-N Productions, que cuenta con shows de género neutro como Simon yZip Zip entre los títulos de su librería, tener mujeres involucradas en la creación de un programa es parte de cómo la compañía asegura que las niñas se sientan representadas genuinamente en la pantalla. GO-N ha tenido una cantidad similar de hombres y mujeres trabajando en sus producciones en su estudio con sede en París durante los últimos años.

“Tratamos de tener equidad entre los personajes en la que los niños y las niñas sean igual de poderosos”, dice Eric Garnet, cofundador y productor de GO-N. “La igualdad de género es muy importante para asegurarte que tengas shows neutrales. También debe tener equidad dentro de tus estudios. Creo que esa es una de las formas en que la industria puede cambiar”. Garnet agrega que las mujeres que realizan animaciones también son clave para crear con mayor precisión los personajes femeninos y sus movimientos.

OLA DE CAMBIOS
¿Habría sido suficiente tener un personaje como Bartleby de True and the Rainbow Kingdom para lograr que un niño viera una serie con niñas protagonistas hace 10 o incluso cinco años? ¿Wishfart de Bejuba! sería aceptada por un niño promedio de 5 o 6 años? ¿O Zip Zip de GO-N con los preescolares? La respuesta es incierta. Pero los tiempos y niños han cambiado (o quizás sólo la percepción de sus gustos) y afortunadamente, también lo ha hecho la industria de televisión infantil. La diversidad está triunfando.

Allen Bohbot, fundador y director general de 41 Entertainment, descubrió que el atractivo de un show es tratar a los niños y niñas con igualdad, sin importar el género de su personaje principal. “Las niñas no van a ver un show sólo porque tiene a una niña como protagonista”, comenta el ejecutivo, quien cree que la industria está llegando al público infantil. “Los espectadores no ven como una necesidad que sólo existan niños en los shows. Las producciones deben ser atractivas para ambos y deben ser tratados de la misma manera en lugar de lo que hacíamos antes, que era tratarlos de manera muy diferente. Éramos nosotros en la industria quienes lo hacíamos, no los niños”.

DECISIONES SABIAS
Un factor en el que coinciden aquellos que hacen y venden contenido para niños, es que la audiencia infantil tiene una mentalidad abierta más de lo que se ha pensado.

“Los niños ya no esperan estereotipos de historias o personajes con géneros determinados”, dice Claudia Scott-Hansen, VP sénior de distribución global de The Jim Henson Company. “Creo que eso es más una percepción adulta”. Según la ejecutiva, lo que verdaderamente espera y acepta la audiencia infantil es un poco de realismo: “Tienes la mejor oportunidad con todas las demografías de audiencia si tienes personajes bien desarrollados, atractivos e incluso imperfectos. Siempre necesitarás una historia con una fuerte narrativa. También es necesario tener elementos dentro del show que tengan sorpresas para atraer o inspirar”.

Los shows de género neutro y las estrategias utilizadas para perfeccionarlos son producto de una industria que ha cambiado con el paso del tiempo. “Creo que todos hemos crecido”, dice Bohbot. “Todos hemos evolucionado con la realidad del mundo. Los niños analizan más que nadie y las personas no siempre reconocen esto. Ellos están frente a la realidad y la ven antes que nosotros, ya que las personas mayores pueden necesitar más tiempo para adaptarse”.

Kober de Bejuba! comenta que creció pensando que era capaz de hacer cualquier cosa, lo cual la impulsó a formar su propia compañía. La ejecutiva cree que el atractivo de un show para niños y niñas no es sólo cuestión de cómo presentar a los personajes, sino también tiene que ver con el factor externo de una cultura en evolución. “Puedes tener personajes femeninos más fuertes e incluso [protagonistas] si las posicionas correctamente. Los varones se sentirán [atraídos] y no pensarán que sólo es un show de niñas. Ellos lo aceptarán”, subraya Kober. “Creo que la sociedad ha cambiado”.

CAMBIOS DE GÉNERO
Mientras que algunos ejecutivos en el negocio de contenido infantil sostienen que la comedia es el género de mayor atractivo para niños y niñas, otros no están tan seguros. ¿Pueden las series de acción y aventura llegar a ambos géneros?, ¿qué hay de las producciones que ahondan en la ciencia y naturaleza, música o aprendizaje?

Dinosaur Train, una serie infantil educativa de Henson sobre paleontología y ciencia natural, ha logrado buenos resultados con los niños y niñas porque “es un poco inesperada”, comenta Scott-Hansen. “Es una representación de una familia adoptiva, que tiene todo tipo de personajes y personalidades, y también tienen habilidades físicas”.

Al presentar la serie de aventuras musicales Do, Re & Mi, Gaumont observó que mientras los niños creían que el personaje Mi era un niño, las niñas pensaban que era una niña. Siguiendo el ejemplo de la audiencia, el estudio decidió por dejar a Mi como un personaje de género neutro. “Dejamos que el resto de los personajes se refieran a Mi como él o ella”, dice Terry Kalagian, VP sénior de desarrollo creativo para animación y familia en Gaumont. “Cuando otros personajes del show se refieren a Mi, dicen Mi. Lo hemos dejado de esa forma. Veremos cómo funciona una vez se haya lanzado, pero todas las presentaciones fueron muy interesantes al ver la forma en cómo los niños buscan reflejarse cuando ven un show. Tienen este personaje cuyo nombre real es Mi y se identificaron con el personaje”.

41 Entertainment tiene S.M.A.S.H!, que sigue los pasos de niños superhéroes y sus mascotas súper poderosas. “La serie tiene ciencia, tecnología, acción y mucho humor porque, ¿cómo se convierte un niño de 5 años en superhéroe?”, comenta Bohbot. “Los personajes cometen muchos errores en el camino y suelen ser divertidos”.

Próximamente en la oferta de Bejuba! habrá un show preescolar centrado en una niña a quien Kober cataloga como “una mezcla entre Indiana Jones y Jane Goodall”. Al explicar el potencial de la serie para niños y niñas, la ejecutiva dice: “Podríamos tener elementos orientados a ambos géneros,  pero no queremos que sólo tenga un atractivo para las niñas”.

NIÑAS EN ROSA
Con todo lo que se ha dicho sobre shows con un atractivo para todos los géneros, es posible que los espacios para shows orientados a una audiencia que busca contenido con más elementos femeninos desaparezcan. Ese público existe y debe ser atendido. “Creo que existe un espacio para esa oferta y debería haberlo”, comenta Kober. “De eso se trata la inclusión. A algunas niñas les gusta jugar a ser princesas, a otras les gusta jugar con trenes. Es necesario  conectarse con todas ellas”.

Tal como dice Garnet de GO-N, “las niñas tienen derecho a que les guste el color rosa y las princesas. Como productores, creadores o incluso televisoras, no tenemos derecho a imponer”.

Kalagian de Gaumont apunta al surgimiento de personajes femeninos fuertes que llegan a la pantalla grande a través de películas como The Hunger Gamesy Divergent, como una razón por la que los niños están más abiertos a ver dichos personajes ser protagonistas en la pantalla chica. La ejecutiva también cree que todavía hay espacio para las princesas. “Nunca apostaría en contra de programas como Sofia the First o Elena of Avalor”, dice Kalagian. “[Estos shows] han adaptado ese tipo de concepto, incorporando elementos contemporáneos. Han creado la fantasía de ser una princesa y plasmarla en un contexto moderno. Es importante definir lo que representa el valor rosa para que se asemeje más a la realidad”.

A medida que las televisoras se enfocan en enganchar la mayor cantidad de espectadores con contenido de género neutro de alta calidad, los programas femeninos podrían encontrar un hogar en un servicio de streaming. “Es más fácil que un show de niñas encuentre un espacio en una plataforma SVOD, que en un canal”, dice Cristiana Buzzelli, VP sénior de contenido y licencias de Rainbow, la compañía detrás de la serie animada 44 Cats. “Las televisoras están más atentas en mantenerse alejadas de los estereotipos y buscan personajes más equilibrados que puedan representar a una audiencia más amplia. Un show puede orientarse al público femenino, pero es importante representarlas con un enfoque más incluyente.

Con las plataformas de streaming, la habilidad de un programa para poder capturar una mayor audiencia no es un requisito. Los shows no necesitan atraer a los niños y las niñas, o enganchar a niños pequeños o mayores y no requieren ser aprobados por sus padres, porque el consumo de contenido a través de estas plataformas es una experiencia individual que se puede adaptar a los gustos particulares de los pequeños.

“Cuando analizas servicios de consumo personalizado como VOD y YouTube, no necesitas [atraer a todo tipo de audiencia] porque no se sientan a ver el contenido de YouTube. Tienden a ver YouTube en dispositivos personales”, comenta Falcone de Guru, quien cree que el VOD puede cambiar las reglas del juego, para que todos los géneros encuentren y participen en cualquier tipo de show. “No creo que nadie quiera evitar tener un programa femenino exitoso de consumo personalizado”, explica Falcone. “A medida que veamos el consumo de contenido personal viajar por todo el mundo, tendrás la oportunidad de presentar a los niños shows de los cuales podrían sentirse avergonzados de ver y no compartirían con sus compañeros. Pero si consumen títulos sin que nadie los vea, no se sabe las producciones que están consumiendo. Podrán tomar decisiones que no estarán influenciadas por sus amigos”.

EDAD DE CRECIMIENTO
Es difícil crear shows infantiles que cierren la brecha entre géneros y que se dirijan tanto a niños como niñas. Crear programas que mantengan su atención a medida que crecen es aún más difícil. Tratar de llevarlos a la televisión infantil no valdría la pena.

“Cada año cambia, y para cuando publiques esto, será una edad menor”, dice Falcone, quien afirmó que seis es la edad que se pierde contacto con los niños, antes de reconsiderar que la edad es ocho. “Creo que todos sienten el cambio de la televisión hacia el contenido preescolar, porque parece que la televisión infantil ha perdido el atractivo para los niños mayores”.

TIEMPO PARA JUGAR
Scott-Hansen de Henson, una madre de cuatro hijos que a menudo los utiliza y a sus amigos como focus group, ha podido observar una clara evidencia de esto. “He visto el cambio a una edad más temprana y mis hijos más pequeños comenzaron accediendo a YouTube y Minecraft con mayor facilidad a la edad de 6 años”, dice la ejecutiva. “[El juego] es adictivo de una manera que la televisión no lo es, o al menos no todavía. Parece ser más atractivo para los niños que para las niñas, pero creo que a la edad de 8 o 9 años, todos parecen estar fascinados con él”.

Garnet de GO-N también ve a los niños pasar de la televisión a los juegos, aunque ve a las niñas alejarse de la televisión a una edad más temprana, mostrando un interés por actividades al aire libre y hacia la lectura.
Los niños, al igual que los adultos, sólo quieren contenido de calidad, ya sea una serie de aventuras protagonizada por una niña o una comedia por un niño con un gran sentido de humor. Ellos buscan ser entretenidos y disfrutar de una buena historia. Quieren sentirse identificados en la pantalla.

“Se trata de contar historias interesantes y relacionadas con sus vidas”, comenta Bohbot de 41 Entertainment. “Creo que verás que la animación no sólo será de género neutro, sino también en términos físicos, ya sea que uno de los personajes tenga de una enfermedad o discapacidad. Estos personajes pueden contribuir, actuar y ser geniales. Esta es la tendencia de la industria, la cual es  sólo un reflejo de la sociedad, y de nosotros estar actualizados con dicha tendencia”.





Acerca de Chelsea Regan

LEA TAMBIÉN

Gloob finaliza 2019 con distribución en casi 100 países

La compañía informó que durante este año, concretó la distribución internacional de sus contenidos originales en 95 países a través de Latinoamérica y Europa.