01 de diciembre de 2021
Home / Entrevistas / Sean Clarke de Aardman

Sean Clarke de Aardman


ANUNCIO

Desde su creación por Peter Lord y David Sproxton, Aardman ha estado a la vanguardia de la tecnología de animación stop-motion, dando al mundo éxitos entrañables como Chicken Run, Wallace & Gromit y Shaun the Sheep. El estudio británico, galardonado con múltiples premios, opera en varios medios (comerciales, cortometrajes, series de televisión y largometrajes, con sus personajes extendiéndose a productos de consumo y experiencias en vivo) y se ha expandido a nuevos estilos de animación. Aardman, ahora propiedad de los empleados, continúa innovando en el panorama de la animación. Sean Clarke, director general, describe el espíritu creativo en el corazón de la empresa.

***Imagen***TV NIÑOS: Todo lo que proviene de Aardman tiene cierto nivel de novedad y creatividad. ¿Cómo ha abordado la compañía las nuevas tecnologías, creadores e innovación durante tanto tiempo?
CLARKE: Siempre hemos sido reconocidos a nivel mundial por nuestra animación stop-motion. El espíritu de la compañía siempre ha sido acoger la tecnología. He estado en el estudio durante 23 años. Hace 20 años, lanzamos nuestra primera película, Chicken Run, que fue una gigantesca labor en cuanto a organizar al equipo. En el mismo año, realizamos una serie titulada Angry Kid, una mezcla de acción en vivo y animación cuadro por cuadro. Fue una de las primeras series en Internet si consideras el cambio al nuevo milenio. Esencialmente, tiene que ver con ser narradores de historias, pero siempre estamos acogiendo formas únicas de contarlas.

TV NIÑOS: ¿Qué ambiente ofrece Aardman a los creadores?
CLARKE: Los fundadores del estudio, David Sproxton y Peter Lord, siempre tuvieron en mente crear un entorno amigable, abierto y colaborativo. Eso ha sido resaltado por el hecho de que ahora la compañía es propiedad de los empleados. Realmente somos un negocio basado en valores, donde todo el valor creado, ya sea en dinero o inversión, tiene a los empleados en mente, o socios, como nos gusta llamarlos. Tiene que ver mucho con crear una cultura que permita que la creatividad prospere y un entorno donde nazcan las ideas. Tenemos un lugar que motiva a las personas a reunirse y conversar. Tenemos foros donde la gente presenta ideas, se pueden nutrir y con suerte, llegarán a realizarse.

TV NIÑOS: ¿Podría dar algunos ejemplos de cómo seleccionan un estilo de animación para un proyecto en particular? Tienen una amplia gama de herramientas.
CLARKE: La idea es primera. Los parámetros para desarrollar la técnica se integran a la naturaleza de la idea. Durante la pandemia, dimos luz verde a nuestra primera serie en CG que hicimos en Bristol, Lloyd of the Flies. Se hizo en CG porque trata sobre un grupo de insectos. Se realizó así porque sencillamente hay muchos y si lo hubiéramos hecho en stop-motion, habría problemas de escala, y se podrían ver algunas extremidades de la gente y artículos diversos en las tomas. Así es que CG fue la técnica correcta para que esa idea cobrara vida. Otra dinámica podría ser el presupuesto, pero no tanto en las películas porque no hay mucha diferencia entre un presupuesto para una cinta CG y una película stop-motion. Pero podría haber un tema comercial para un cliente externo que tenga una restricción de presupuesto, por lo que hace sentido analizar el 2D. El único otro factor que consideraríamos es la practicidad de los proyectos que tenemos en carpeta. Me complace decir que nuestra producción de stop-motion está ocupada hasta finales de 2024. Con esto existen algunas implicaciones que nos obligarán a analizar otras técnicas también. Pero antes que nada, tiene que ver con cómo haces que la idea cobre vida.

TV NIÑOS: Háblenos sobre las iniciativas de diversidad de Aardman.
CLARKE: Tal como todo el mundo, estamos muy conscientes que necesitamos abordarla y hacer más de lo que hemos hecho. El pasado junio, nos comprometimos a ser más abiertos y transparentes en lo que estábamos haciendo. Moralmente, es lo correcto con una compañía propiedad de los empleados, es decir, ser internamente abiertos y transparentes sobre nuestros planes y objetivos. Y francamente, quiero que seamos públicamente transparentes porque si es público, puedes rendir cuentas y es más significativo. Hemos trabajado mucho en nuestro desarrollo, tenemos estándares de la industria con las que trabajamos, como el estándar BFI. Muchos financieros ahora con razón están insistiendo en una fórmula de diversidad diferente para las historias que cuentas. Donde más tenemos que trabajar es detrás de cámaras. Establecimos una concesión de diversidad e inclusión que fue formulada por un grupo de personas a través del estudio. Me interesaba mucho que no fuera la junta directiva o yo diciendo ‘esta es la concesión’. Para que tenga peso, la gente que produce o contrata deben acogerla y entenderla. Está desglosada en tres áreas: Nosotros, nuestras historias y nuestra voz. Nosotros tiene que ver con cómo podemos ser más diversos e incluyentes en términos de la fuerza laboral. Nuestras historias hablan por sí mismas. Y cómo utilizamos nuestra voz tiene que ver con motivar a otros estudios a adoptar una estrategia similar. Tenemos la Aardman Academy, donde buscamos realizar cursos de entrenamiento. Como parte de cada curso, ahora estamos ofreciendo dos becas para personas que quizás no tienen una posición de privilegio para costearlo. Tenemos excelentes asociaciones con entidades como Creative Access, que nos ayuda a encontrar candidatos potenciales de comunidades de minorías étnicas con el fin de integrarlos a la fuerza laboral. Hemos implementado varios entrenamientos de prejuicios inconscientes y otras iniciativas, y hemos invertido bastante dinero en puestos de aprendices. Para esos roles detrás de cámaras, haremos lo que podamos ahora, pero también tiene que ver con lo que podamos hacer para influenciar el talento de cara al futuro.

TV NIÑOS: El público conoce sobre las películas ganadoras del Oscar y exitosas series de televisión de Aardman, pero la compañía hace mucho más.
CLARKE: Tenemos talento de talla mundial en el estudio que hace películas y series, crea historias, personajes y mundos. También realizamos trabajos por encargo, donde hacemos comerciales para varios clientes, desde Serta Sheep en Estados Unidos hasta comerciales para sofás en el Reino Unido. Tenemos un fuerte equipo interactivo que utiliza las herramientas para crear historias en realidad virtual y aumentada. Con Wallace & Gromit, una marca de 30 años, hicimos algo nuevo llamado The Big Fix Up con otro grupo llamado Fictioneers. Realizamos una nueva historia en realidad aumentada. Creamos un app galardonado, StorySign, con Huawei. Creamos un personaje que habla en señas para niños sordos. Y hace dos años, hicimos nuestra primera película en 4D para el parque temático Efteling en Holanda. En Japón, tenemos cafeterías de Shaun the Sheep donde te puedes sentar en la granja y tomar una taza de té. Tenemos un parque temático de Shaun the Sheep en Australia y Japón. Hemos colaborado con un productor en Australia para crear un circo de Shaun the Sheep utilizando acróbatas de talla mundial. Siempre estamos buscando diferentes maneras de contar nuevas historias y conectar nuestras marcas con las audiencias alrededor del mundo.

TV NIÑOS: Háblenos más sobre la propiedad de los empleados.
CLARKE: Peter Lord y David Sproxton estaban empezando a pensar en la sucesión. Hay varias formas de renunciar a la propiedad. Puedes venderla a una entidad corporativa o a capitalistas inversionistas. Francamente, ambos sintieron que si hacían eso, sabían lo que pasaría. El estudio se fragmentaría y todo se haría de una manera más barata. La integridad y todo lo que Aardman representa se perdería. Así es que investigaron mucho y sintieron que la mejor manera de asegurar la independencia del estudio era venderlo a los empleados. David Sproxton ha dejado el estudio y ahora es fideicomisario. Asumí el rol de David y me convertí en director general, y ahora tenemos una junta operativa. Me reporto a un grupo de fideicomisarios que revisan si todavía estoy manejando la compañía en la forma en que los propietarios originales querían que fuera administrada. También debo rendir cuentas a un grupo que llamamos socios representantes, que representan a cientos de personas que trabajan aquí. Está ahí para preguntar cómo estamos manejando la empresa. Es importante para asegurar nuestra independencia, que a su vez, garantiza nuestra capacidad de ser auténticos y proteger nuestra integridad. Un grupo de accionistas convenidos no nos pide que hagamos algo de manera formulada. Nos permite tomar riesgos calculados, creer en ideas y traspasar los límites. En términos de un entorno de trabajo creativo, es perfecto. Y espero que más estudios se conviertan en propiedad de los empleados.

TV NIÑOS: ¿Qué oportunidades visualiza en el próximo año o dos en el mundo de animación?

CLARKE: Creo que el futuro pinta bien. Es una industria próspera. Ha habido mucho cambio y espero que haya más. La tecnología resaltará eso. Una de las áreas en la que estamos invirtiendo, tanto en personas y recursos, es gaming. Hicimos nuestro primer juego para consolas hace un par de años. Creemos que esos pasatiempos de gaming, ver series y películas ya no son exclusivos. Están comenzando a superponerse. Hicimos una gran iniciativa con Epic Games, donde tuvieron un festival de cine virtual en Fortnite con una de nuestras cintas. Unreal Engine se está convirtiendo en un motor para crear animación. Se siente como si estos mundos se están empezando a mezclar. La naturaleza de nuestro negocio tiene que ver con las alianzas. Esa es en parte la razón por la cual anunciamos el año pasado que estamos interesados en trabajar con personas que comparten esa visión. Es un tiempo emocionante.





Acerca de Anna Carugati