09 de agosto de 2022
Home / Entrevistas / Alex Marín de RCN Distribution

Alex Marín de RCN Distribution


ANUNCIO

En medio de la pandemia, José Antonio de Brigard, presidente de RCN Televisión, anunciaba la entrada en operación de RCN Distribution para distribuir contenidos propios y de terceros, liderada por el experimentado ejecutivo televisivo, Alex Marín.

Los nuevos desafíos profesionales del ejecutivo en la compañía no fueron fáciles, ya que tal como comenta en esta entrevista con Elizabeth Bowen-Tombari, editora de TV Latina, debieron lidiar con el establecimiento de protocolos para seguir avanzando en las producciones programadas y con gastos que se incrementaron fuera de los presupuestos establecidos.

Marín destaca, además, el trabajo que están realizando durante esta parte del año, la relación con las OTT y el éxito de las producciones de RCN Distribution, más allá de las fronteras colombianas, entre otros temas.

***Image***TV LATINA: Asumió sus nuevas responsabilidades en RCN Televisión en medio de la pandemia, ¿cómo fue este último tiempo?
MARÍN: En los dos últimos años, llevo estableciendo con RCN la distribuidora de contenido global y también ampliando la proyección que tiene su estudio de producción. Son años de estar en la industria, pero más que eso, creo que lo interesante era el reto de poder construir. Pero ese reto, te confieso, fue mucho más complicado para el equipo de producción física, que para el establecimiento del proceso comercial. Fue difícil asegurarnos de que pudiéramos producir de manera segura, además de los protocolos de seguridad y costos adicionales. De cierta forma, tuvimos algunos retrasos puntuales [en la entrega de producciones]. Para nosotros, la pandemia fue un suplicio logístico que también se vio reflejado en los costos para poder entregar a tiempo. Todo lo que estábamos produciendo se produjo. Pero los protocolos fueron extremadamente costosos y rigurosos.

TV LATINA: Costos para los cuales nadie estaba preparado, ¿verdad?
MARÍN: Claro y están establecidos en los presupuestos. Fueron millones de pesos que debimos sacar semanalmente y hacer 400 pruebas semanales [de Covid] más o menos a cada producción. Cada test tiene un costo y se elevaron muchísimo, sobre todo en el lavado de manos cada cierto tiempo, previo a cada grabación. Por ejemplo, si había una escena con un beso, entonces debía realizarse una prueba extra de PCR.

TV LATINA: ¿Qué pasó con aquellas historias del catálogo más antiguas, frente a las necesidades de los programadores?, ¿cobraron nueva vida?
MARÍN: La verdad es que una buena historia se vende siempre, sea nueva o antigua. Tenemos al aire Hasta que la plata nos separe en Estados Unidos y México. El original se sigue vendiendo. Café con aroma de mujer se emitió en Estados Unidos y Colombia, además de otros países de América Latina, Europa y África.

TV LATINA: Considerando que RCN es una marca reconocida globalmente y asociada a las producciones dramáticas, ¿cómo siguen consolidándose?
MARÍN: RCN ha sido tradicionalmente una marca que siempre ha entregado contenido para las plataformas lineales y en particular, productos que tienen un alto número de episodios, ya sea telenovelas o series largas. Ahora hemos logrado transicionar a un lugar donde estamos produciendo. Por ejemplo, somos el centro de producción de MasterChef en América Latina, formato que se produce para tres países. También hicimos Factor X para el canal. Estamos también en miras de producir para terceros, contenido sin guion y otros formatos, que ni siquiera van a la pantalla de RCN.
Del lado de producto dramático, hemos transicionado a producir no solamente las novelas, sino que ahora tenemos una serie corta en preproducción y dos series cortas ya opcionadas para diferentes plataformas. También estamos en preproducción de un largometraje.

TV LATINA: Como ya mencionaba, también está supervisando el trabajo que está haciendo el estudio. ¿La idea es consolidar y aumentar la presencia o servir a terceros también?
MARÍN: La idea es que el estudio sea un lugar donde no sólo se venden y producen buenas ideas, sino que también no necesariamente sean las nuestras. Si tienes una buena idea y necesitas dónde producirla, nosotros podemos ayudarte. Desde simplemente rentar el foro y las instalaciones, hasta ayudar con todo el proceso de producción, escritura y guion. Es mucho más como un estudio de Hollywood que un canal de televisión.

TV LATINA: Además del estudio, ¿qué áreas tienen potencial de crecimiento?
MARÍN: El tema del contenido es algo que no va a perder importancia nunca. Creo que viene mucho del hecho de que, en su ADN, el ser humano siempre ha contado historias. Te diría que, desde la Biblia, que es probablemente la historia más popular del mundo entero, nuestra evolución como especie, siempre se ha basado en contar historias. Una de las cosas que nos ha caracterizado es que una buena historia siempre se venderá y será vista.

TV LATINA: Considerando la gran cantidad de historias disponibles para las audiencias, ¿cómo se aseguran de que las historias que producen sean distintas y se destaquen?
MARÍN: El reto es asegurarte que la historia fundamental sea extraordinaria y luego vestirla y reforzarla con el talento de escritores y productores, y después reforzarla una vez más con talento frente a las cámaras. Al final, debes asegurarte de que el socio con el que estés trabajando para la creación de contenido sea el que [le sume elementos distintivos] para hacerlo relevante.

TV LATINA: ¿Qué tan importante se ha convertido el negocio con las OTT?
MARÍN: Las OTT tienen un apetito muy grande por contenido. Originalmente, cuando se lanzaron en América Latina, buscaban librerías de películas y series ya armadas. En los últimos tres o cuatro años, han transicionado a ser productoras de contenido. Creo que pasamos por un momento en que las series premium eran importantes y mucha gente dijo estar viendo alguna de seis, 10 o 12 episodios por temporada. Sin embargo, a medida que se está suscribiendo a las OTT gente que está acostumbrada a ver novelas, está naciendo un apetito por ellas [en este tipo de plataformas]. Un ejemplo de ello es el éxito que tuvo Café con aroma de mujer en Netflix. Es una novela que tiene más de 80 episodios, se transmitió en televisión abierta en Colombia y Estados Unidos. En la plataforma de Telemundo, tiene un alto nivel de interacción en términos de la gente que la ve. Pero en los tres países en donde obtuvo un amplio éxito fue en España, Brasil y Argentina, particularmente porque no consumen novelas latinoamericanas, sino que ven las propias.

TV LATINA: ¿Qué se viene para esta parte del año?
MARÍN: Para fines de este año tenemos varias novelas en preproducción. Una de ellas es Rigo, sobre el ciclista Rigoberto Durán, que es una historia entrañable acerca de un chico que por azares del destino se enamora del ciclismo en las montañas de Colombia y se convierte en ciclista de alto rendimiento, siendo hoy en día más reconocidas del ciclismo mundial.
Estamos ahora en rodaje de una novela que estrenamos en los próximos meses de uno de los autores de vallenato más famosos de la historia, Leandro Díaz. Es una historia también de superación personal. Es un hombre que nació ciego, que fue menospreciado por sus padres, acogido por su tía y con los años y los amores que tuvo, escribió las canciones más populares del vallenato en la historia del mundo. El intérprete de esa novela hace su debut en la actuación, que es Silvestre Dangond y es el cantante de vallenato más popular hoy en día.





Acerca de TV Latina

La revista líder en calidad editorial en el sector del negocio de la televisión latinoamericana.

LEA TAMBIÉN

Honor Society ya tiene fecha de estreno en Paramount+

La comedia juvenil protagonizada por Angourie Rice y Gaten Matarazzo se podrá ver en exclusiva en Latinoamérica a través de Paramount+ el 16 de septiembre.