23 de octubre de 2020
Home / Lo más destacado / Tyler Perry habla sobre el poder de la televisión

Tyler Perry habla sobre el poder de la televisión


ANUNCIO

El guionista, escritor, actor, productor, director y filántropo, Tyler Perry, honrado este año con el World Screen Trendsetter Award, opinó sobre la importancia de ser propietario de contenido, el poder que tiene la televisión de cambiar actitudes y su modelo seguro de producción para Covid-19 en una conversación con Anna Carugati.

Perry llegó como una nueva fuerza a Hollywood con su cinta en 2005, Diary of a Mad Black Woman. Escrita, creada y protagonizada por Perry, la película superó las expectativas para ubicarse en el primer lugar en taquilla de Estados Unidos. Desde entonces, Perry ha escrito, dirigido y producido más de 1.200 episodios de contenido televisivo, incluyendo House of Payne, The Haves and the Have-Nots, The Oval y Sistas. También ha dirigido y producido más de 20 películas, generando más de US$ 1 mil millones en la taquilla norteamericana. Es propietario y opera Tyler Perry Studios en Atlanta, compuesto por 12 escenarios de sonido distribuidos en 330 acres de terreno que fue ocupada previamente por una base del ejército de la Confederación. Su imperio de entretenimiento ha producido más de US$ 2 mil millones.

En una conversación con Anna Carugati, directora editorial del grupo de World Screen, Perry reflexionó sobre su viaje a Hollywood y cómo se inspiró en su madre. “Mi mamá, quien falleció en 2009, sigue siendo la luz que me guía. Fue muy difícil crecer en un hogar donde había mucha tristeza, donde ella fue abusada por su esposo, mi padre. Si no hubiera sido por su amor y ternura, y su constante demostración de esperanza, no sé dónde estaría”.

La televisión tuvo un impacto en Perry cuando era niño. “La televisión era un escape para mí. La gente me pregunta cómo logro escribir tanto. Es porque en medio del trauma, desarrollé un espacio en mi mente para escapar a mundos diferentes. Podía estar en ese espacio durante horas. Al crecer, la televisión me ayudó a crear muchos de esos mundos”. Gilligan’s Island fue uno de sus shows favoritos, comentó Perry. “Me gustó ese programa en tantos niveles. Recuerdo que cuando era niño pensaba que eran personas pequeñas que vivían dentro del televisor. Quería entrar ahí, sacarlos y tenerlos en mi vida. Cuando crecí, [me encantaron] todos los shows de Norman Lear, The Jeffersons, All in the Family y Good Times, entre otros”.

Perry comenzó a escribir un diario cuando era joven luego de escuchar a Oprah Winfrey decir que la escritura era una experiencia catártica y pronto inició escribiendo sus propias obras de teatro. El comienzo fue difícil, pero Perry no se rindió. Gastó US$ 12 mil para que produjeran su primera obra, “y nadie vino a verla. Pero de las 30 personas que sí fueron, hubo alguien que quería invertir. Así es que durante siete u ocho años, escribía una obra teatral y fracasaba una y otra vez en cada ciudad. Luego en 1998, tuvo éxito. Eso cambió todo. La audiencia se presentó en masa. Fue uno de los momentos decisivos de mi carrera”.

Entre 1998 y 2004, Perry realizó entre 360 y 380 presentaciones al año de shows en vivo, cuyas entradas se agotaban en todo el país. “Quería resolver cómo continuaba satisfaciendo la gran necesidad que tenía la audiencia por el contenido donde quería verse reflejada. Entonces pensé en intentar el cine. De ahí incursioné en la televisión. Pero fue igual, la necesidad seguía creciendo cada vez más”.

Sobre su creación más famosa, Madea, Perry dijo: “Es una abuela sabia que habla sin tapujos y creo que todos hemos tenido a una así. Es un personaje que se extraña porque actualmente las abuelas son tan jóvenes y se pintan el pelo. Por eso es que ella fue tan entrañable. Era franca, no era políticamente correcta, era sabia y amaba, pero también tenía una pistola. Creo que mucha gente se identificaba con ella”.

House of Payne fue el primer proyecto televisivo de Perry, emitido por TBS durante años antes de ser reemitido por BET el año pasado. “Logré conocer a los personajes”, señaló Perry sobre la atracción de la televisión episódica. “El show está llegando a los 200 capítulos. Estos personajes han tenido largas vidas e iban en paralelo con la vida real de las personas durante 14 años. Los personajes logran desarrollar arcos narrativos más largos y amplios, y realmente logras conocerlos”.

Perry continúa actuando en películas. Es un arte que ha contribuido a sus otros emprendimientos. “Actuar me ayuda a dirigir porque entiendo lo que enfrentan los actores y lo que necesitan. Creo que cada director debería tomar una o dos clases de actuación. Además, la edición me ayuda a aprender. Invertir muchas horas en las salas de edición me han permitido recortar horas de grabación durante el día”.

El deseo de establecer su propio estudio surgió de su firme creencia en el poder de ser propietario. “Mi padre construyó casas cuando yo era niño. El hombre para el que trabajaba le entregaba US$ 800 por su trabajo y luego veía a ese hombre vender la casa por US$ 80 mil. Siempre pensé por qué mi papá no construía la casa para él mismo, pues tenía todas las habilidades. Siempre quise ser el hombre que fuera dueño de la casa. Durante los primeros años de producción, me di cuenta la cantidad de dinero que estaba gastando en el alquiler de los equipos. Entonces comencé a comprar todo y pronto tuve una gran cantidad de todas las cosas que necesitas para hacer televisión y cine, menos el edificio. Así es que compré mi primer estudio. Era pequeño, quizás unos 5 mil pies cuadrados. ¡Pensé que tenía todo lo que necesitaba! La primera vez que se presentaron el equipo y elenco, me di cuenta que no tenía suficiente espacio. Compré otro estudio y terminé en el que estoy ahora, que en algún momento fue una base del ejército Confederal. Esta área fue donde los soldados de la Confederación planearon cómo mantener a los afroamericanos esclavos. Ahora soy el propietario. Aún hay calles en Atlanta que llevan el nombre de generales confederados que se están removiendo, puesto que he levantado monumentos a afroamericanos como Denzel Washington, Oprah Winfrey, Cicely Tyson y Whoopi Goldberg. Habla mucho sobre la esperanza de lo que se ha convertido este país y lo que puede seguir siendo si la gente sólo abre las puertas”.

Cuatro series de Perry han podido regresar a la producción en sus instalaciones. Todo el elenco y equipo son aislados en la propiedad durante semanas, con pruebas de Covid-19 realizadas cada tres o cuatro días, además del uso obligatorio de tapabocas y máscaras protectoras. “La posibilidad de morir fue muy impactante para todos nosotros al tener a un miembro del equipo trabajando en otra película al comienzo de la pandemia en Estados Unidos. Sabía que tenía que hacer todo lo posible para asegurar que el elenco y el equipo estuvieran a salvo. Especialmente porque los afroamericanos son los que más mueren de esta enfermedad”.

Perry comentó que en algunos shows, cumplir con las precauciones de seguridad han aumentado los costos en hasta un 20 por ciento. La alianza con ViacomCBS ha sido clave en manejar algunos de los costos adicionales. “Cuando contacté a Bob Bakish [presidente y CEO] y Scott [Mills, presidente de BET Networks] y comenté lo que necesitábamos, no hubo protesta. No sabía que necesitaría más, pero en lugar de ser el socio que dice que no pedí lo suficiente, escribí el cheque por la diferencia. Para mérito de ellos, entendieron que no podíamos fracasar. Estoy muy agradecido por tener a socios como ellos”.

Perry selló un acuerdo con Viacom en 2017. Fue algo que se gestó durante 10 años, afirmó Perry. “Casi llegamos a un acuerdo, pero simplemente no funcionaba. Se necesitó que llegara Bob Bakish para concretar el convenio y destacar la importancia de la alianza. Ha sido fenomenal”. The Oval y Sistas han sido exitosas en BET, con Ruthless y Bruh impulsando la sintonía en BET+, la plataforma SVOD que se lanzó hace alrededor de un año y actualmente tiene más de un millón de suscriptores.

Al preguntarle sobre el poder de la televisión, Perry destacó: “Puedo recordar hace 57 años en el Edmund Pettus Bridge, lo que hizo tan poderoso el movimiento de derechos civiles fueron las imágenes en televisión. Eso es lo mejor de la televisión. Puedes tomar una imagen y mostrarla al mundo y puede generar un cambio. Eso fue exactamente lo que pasó con el horrendo asesinato de George Floyd. La imagen visual llegó a todo ser humano en el planeta que tiene un corazón. Ese es el poder que tiene un actor, escritor, director y presentador de noticias, ese es el poder de la televisión. Cuando se utiliza de la forma correcta para algo justo, puede cambiar el mundo”.





Acerca de Mansha Daswani

Mansha Daswani es la publisher asociada y VP de desarrollo estratégico de World Screen. Ella puede ser contactada a [email protected]

LEA TAMBIÉN

all3media busca a las próximas estrellas de la música en The Search

Janel Downing, VP, América Latina de all3media international, conversa sobre el show de música y entretenimiento The Search, y las oportunidades que ofrece para el mercado internacional como lata o formato.